EXPANSIÓN
Análisis Económicos auguran que, salgo la agricultura, todos los sectores se comportarán favorablemente, incluida la construcción que vuelve a crecer tras ocho años

Analistas Económicos se reafirman en sus previsiones de crecimiento para la región. En 2015, el PIB de la comunidad crecerá un 2%, una tasa que coincide con los cálculos de la Junta de Andalucía, si bien ésta es más optimista y considera que puede llegar hasta el 2,2%.

Este avance, sin embargo, no se trasladará con la misma intensidad al mercado laboral. Pese a un contexto más favorable, la sociedad de estudios de Unicaja estima que el decrecimiento del paro será muy leve, pasando de un 35,1% en 2014, al 33,6% al final del presente ejercicio.

Y es que el diferencial de casi diez puntos respecto al promedio nacional evidencia una brecha estructural difícil de solventar. Se espera que la cifra de ocupados alcance los 2,65 millones de personas, lo que constituiría un incremento del 1,7%.

Concretamente, según las estimaciones de la entidad, se crearán más de 43.000 empleos, casi el doble que en 2014, aunque insuficiente para reducir de forma significativa la cifra de parados, que terminará el año en 1,34 millones.

De cualquier forma, habrá mejorías en todos los sectores, e incluso «podrá verse en la construcción», apuntó la coordinadora del informe, Felisa Becerra, aunque indicó que «queda mucho camino por recorrer». Por su lado, el consejero delegado de la sociedad d estudios, Francisco García Navas, abogó por un plan estratégico de empleo «separado de cualquier proyecto político».

Además, reclamó «un salto de escala» e «invertir decididamente en I+D+i», un mensaje que dirigió no sólo a las instituciones públicas, sino también las empresas. De las administraciones, valoró el esfuerzo que están haciendo «al apostar por la actividad industrial, que genera un empleo más estable».

OFERTA Y DEMANDA

Después de encadenar cinco trimestres consecutivos de alzas, las perspectivas para 2015 son bastante positivas. Desde el punto de vista de la oferta, todos los sectores productivos, a excepción de la agricultura, crecerán, incluida la construcción, que podría experimentar un alza del 2,3%, la primera en ocho años. Respecto a la industria, aun cuando su peso es discreto, mostrará el mayor repunte con un 3,6%, superando al sector servicios (2%).

Otro rasgo que avala la recuperación está relacionado con la demanda. El consumo privado de los hogares aumentará un 2,3% mientras el vinculado al sector público lo hará en medio punto. Cabe Destacar el incremento del 3,4% que experimentará la inversión. García Navas lo atribuye al hecho de que «las empresas exportadoras han visto la necesidad de incrementar sus equipos para atender a los nuevos mercados».

El PIB regional avanzará de forma generalizada en todas las provincias, con especial fuerza en Málaga y Granada, donde se prevé que alcancen el 2,2%. También en Sevilla, que se situará en la media regional con un 2%.

Según las estimaciones de Unicaja, Andalucía ha cerrado 2014 con una tasa de crecimiento del 1,3%, sustentada fundamentalmente por la buena salud del sector servicios y su principal segmento, el turismo, además de la industria. Ello confirma la vuelta al crecimiento tras un lustro de caídas.

EXPANSIÓN