Carmen Prieto y Laura Blanco
EL CORREO
940.000 alumnos inician hoy un curso marcado por la implantación de la reválida en sexto

Cerca de 940.000 alumnos andaluces inician hoy el curso en los tres años de Infantil y los seis de Primaria, en los centros públicos, concertados y privados de Andalucía. Comienza así el segundo curso de implantación progresiva de la Lomce (Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa), también conocida como Ley Wert, en referencia al ministro de Educación que la aprobó. Y esto pese a los intentos de las comunidades autónomas no gobernadas por el PP (once tras las elecciones de mayo) por frenarla este verano ya con el nuevo ministro, Íñigo Méndez de Vigo.

Andalucía no ha podido parar esta implantación, pero sí ha hecho su propia lectura de la Lomce adaptando algunos aspectos. En cualquier caso, este año, y «gracias al esfuerzo del profesorado», como destacó la nueva consejera de Educación, Adelaida de la Calle, segundo, cuarto y sexto de Primaria se cursarán según los requisitos de la Ley Wert y a final de curso, los alumnos de sexto tendrán que medir sus conocimientos en una reválida.

Además, las medidas para fomentar el éxito escolar, avanzar en el bilingüismo y apoyar a las familias son las principales prioridades de este curso. Así, se elaborarán tres planes estratégicos: el Plan Educativo para el Éxito Escolar, el denominado Familia Segura y el Estratégico para el Desarrollo de las Lenguas.

Reválidas: Sólo habrá en sexto de Primaria

De todos los aspectos polémicos que contiene la Lomce, las «reválidas o evaluaciones externas» eran uno de los puntos que más polémica habían generado y en la que las comunidades autónomas más beligerantes con la norma habían mostrado su total desacuerdo. Si la interlocución con el anterior ministro de Educación, José Ignacio Wert, fue nula, la primera reunión de la Conferencia Sectorial presidida por su sucesor propició la decisión de retrasar la aplicación de las reválidas en los ciclos de Educación Secundario Obligatoria (ESO) y Bachillerato que debían entrar en vigor en el curso 2016-2017. Pero, a la evaluación de tercero, se suma este año la de sexto curso de Primaria. Andalucía, sin embargo, se ha blindado contra las reválidas. De hecho, los alumnos andaluces de tercero, que debían someterse a la prueba el pasado curso, quedaron exentos. En el marco de sus competencias, la Junta planteó una evaluación continua de todas las competencias, no sólo las lingüísticas y las matemáticas: la prueba Escala, a la que se someten los niños a los siete años con el fin de detectar fracasos escolares a tiempo.

Libros de texto; 14,6 millones de 24 para Andalucía

Entre las novedades se encuentra también una partida de 24 millones de euros que concede el ministerio a las comunidades, de los que 14,6 millones son para Andalucía, para libros de texto y material de enseñanza adaptado a la Lomce. Sólo en 2015, la Junta destinó 91 millones a este fin.

Ratio alumno/clase: Por debajo de la media nacional

Con el decreto de racionalización del gasto público, se subió en 2012 un 20 por ciento el número de alumnos por clase y profesor hasta un máximo de 30 alumnos en Primaria. Para 2016, el Gobierno ha anunciado que bajará ese porcentaje. Sin embargo, en Andalucía, ya en 2012, se acordó mantenerla en los límites de la LOE: máximo de 25 niños por clase en Primaria, que puede subir un 10 por ciento en casos puntuales.