DIARIO DE SEVILLA
La presidenta andaluza adelanta que las cuentas para el próximo año serán «valientes y sensibles» y estarán centradas en el fomento de la creación de empleo y los inversores

La presidenta andaluza Susana Díaz se ha comprometido a dialogar «con todos los grupos políticos, a los que tenderá la mano y no cerrará la puerta, para negociar y llegar a un acuerdo sobre los presupuestos de la Junta de 2016, de los que ha dicho que serán valientes con el objetivo de crear empleo. «Voy a tender la mano a todas las fuerzas, aunque algunas, haga lo que haga, piensan que si es bueno para Andalucía no les va a ir bien a ellos, pero confío en que pongan los intereses andaluces por delante de los partidarios», ha señalado Díaz, en alusión al PP.

El ofrecimiento lo ha plantado la jefa del Ejecutivo andaluz en rueda de prensa en la que ha expresado también sobre las condiciones puestas por Ciudadanos para apoyar las cuentas que las «analizará», aunque ha insistido en la idea de que no cerraran «la puerta a ningún grupo». «Todos tendrán la puerta abierta para participar en la elaboración del presupuesto y espero el respaldo para conseguir la estabilidad que garantice la inversiones y el empleo para una etapa de recuperación para las personas, para sus derechos y la economía», ha aseverado.

Para llegar a estos objetivos, Díaz cree que hace falta un presupuesto «valiente y sensible» con el fomento de la creación de empleo y los inversores, por lo que ha confiado en el acuerdo de los grupos

Preguntada por el balance de los cien días de su gobierno, la presidenta ha aludido a la «importante» agenda legislativa que ha desarrollado y que ha sido un periodo «muy intenso»en los que su equipo ha procurado recuperar y «lo hemos hecho el tiempo que algunos nos hicieron perder», ha criticado, en referencia a los más de ochenta días que tardó en tomar posesión de sus cargos. Ha detallado que la Junta ha puesto sobre la mesa más de cien medidas, «prácticamente a una medida diaria», ha matizado, con asuntos como la sostenibilidad del sistema público de salud, con dos leyes en materia de desahucios o empleo dirigidas a reducir la tasa de paro.

«Hemos bajado del millón de desempleados, pero no es suficiente», ha recalcado la presidenta. A su juicio, en los cien primeros días su gobierno ha puesto encima de la mesa la «hoja de ruta de la legislatura», es decir «primero el empleo y los derechos que han perdido los ciudadanos con la crisis, y la protección a la familias», ha esgrimido Díaz.