DIARIO DE SEVILLA
González de Lara será miembro del comité ejecutivo, al que también se incorpora Miguel Rus, de la patronal sevillana

Juan Rosell, recién reelegido presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), nombró ayer vicepresidentes de la organización a Juan Pablo Lázaro, de la federación de Madrid (CEIM); Joaquín Gay de Montellà, de la patronal catalana, Fomento del Trabajo; y José Vicente González, de la valenciana (Cierval). A estos se le suma el actual presidente de la patronal de las pequeñas y medianas empresas (Cepyme), Antonio Garamendi, que fue rival de Rosell en las elecciones y que por su cargo debe figurar como vicepresidente según los estatutos de la CEOE. Con este movimiento, que supone la reducción de nueve a cuatro del número de vicepresidencias, Andalucía, y en concreto el presidente de la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA), Javier González de Lara, queda fuera de la segunda línea de poder de la CEOE.

Su predecesor, Santiago Herrero, sí ejerció como vicepresidente de la CEOE desde junio de 2011, pese a que fue rival de Rosell en los anteriores comicios y sin tener demasiada buena sintonía con el empresario catalán. Tras su decisión de no presentarse a la reelección en la CEA, Herrero abandonó la CEOE en febrero de 2014 y ya entonces Rosell decidió amortizar el puesto que dejaba libre el ex presidente de la patronal andaluza. González de Lara, además, tampoco ha mostrado un apoyo expreso a Rosell en la CEOE, y de hecho públicamente dio libertad de voto a los representantes de la federación andaluza en los pasados comicios de la patronal española. Una actitud diferente de la que tomó Miguel Rus, presidente de la Confederación de Empresarios de Sevilla (CES), que sí dio su apoyo explícito a Rosell en las elecciones y que se integrará como nuevo miembro del comité ejecutivo de la organización, que pasa de 38 a 54 miembros. La representación andaluza en este órgano ejecutivo se completa con el propio Javier González de Lara, ya que los estatutos prevén que Andalucía tenga derecho a un miembro en el comité. En una nota, la CEA recordaba ayer que la región es la «tercera Comunidad autónoma por importancia económica y empresarial de España, más grande que otros territorios más pequeños de nuestro país y más que muchas naciones de la Unión Europea».

Respecto a las comisiones estatutarias, Rosell eligió a Antonio Garamendi -que ayer afirmó no sentirse aislado con la distribución del poder- presidente de la comisión de régimen interno y a Juan Pablo Lázaro (CEIM), de la comisión de control presupuestario y financiero. La comisión de economía y política financiera estará liderada por el presidente del Instituto de Estudios Económicos (IEE), José Luis Feito; la de diálogo social, por el vicepresidente de Anged (gran distribución), Juan Ignacio Lamata; y la de industria y energía, por el presidente de Confemetal, Javier Ferrer. De esta forma, la CEOE ha concluido la renovación de sus órganos de gobierno, que comenzó con el nombramiento de Rosell como presidente, reelegido tras una campaña muy igualada tras la que ganó, con un escaso margen de 33 votos, al aspirante y presidente también de Cepyme, Antonio Garamendi.

DIARIO DE SEVILLA