Carlos Segovia
EL MUNDO
Comunidades Autónomas y ayuntamientos provocan el primer crecimiento de la plantilla estatal desde 201

Vuelve a crecer el empleo público por primera vez desde 2012 debido a los aumentos de plantilla en las Comunidades Autónomas y, sobre todo ayuntamientos. El personal al servicio de las administraciones públicas ha crecido en 19.960 personas tras las caídas sistemáticas en los últimos años, según se desprende del último boletín estadístico publicado por el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas.14515011977896

El sector público emplea a 2.542.787 personas a julio de 2015, que es el último periodo registrado. Esta cifra supera los 2.522.827 cuantificados en el mismo periodo del año anterior. Este incremento, equivalente al 0,8%, se debe no al Gobierno central, que ha seguido recortando plantilla, sino al resto de niveles de la Administración.

Según el informe del Ministerio, las Comunidades Autónomas han pasado de emplear a 1.277.212 personas el pasado año a 1.284.819 del actual, más de 7.000 trabajadores por encima. En las corporaciones locales, el número ha pasado de 556.260 a 576.677 con un incremento superior a las 20.000 personas. Al tratarse de datos correspondientes a julio es prematuro aún calibrar el efecto que tuvieron las últimas elecciones municipales y autonómicas del pasado mayo, porque apenas habían tomado posesión los nuevos equipos de gobierno.

Por su parte, la Administración Central continúa rebajando plantilla desde los 540.658 del pasado año a 531.324 efectivos. No obstante, de los datos del boletín se deduce que el mayor aumento de empleo público en el último año contabilizado se produjo en la segunda mitad de 2014, porque a enero de 2015 el número de empleados públicos ascendía a 2.544.804. Desde entonces se ha mantenido similar en entidades locales y comunidades y ha continuado a la baja en el Administración Central.

En términos globales, el empleo público continúa por debajo de los niveles de 2012, primer año del PP en el poder y primer ejercicio homologable tras el cambio de metodología. Según este boletín, en enero de 2012 había en España 2.685.837 empleados públicos, lo que supone que hay ahora 143.050 efectivos menos que entonces, un 5,3 % por debajo.

Donde ya hay más trabajadores públicos que al inicio de legislatura es en los ayuntamientos. Son en concreto, 9.382 más que en julio de 2012.

De los 2.542.787 de empleados públicos actuales, el 50,5% pertenecen a las Comunidades Autónomas; el 22,7% a las entidades locales; el 20,9% a la Administración Pública Estatal; y el 5,9% a las Universidades, según un comunicado del Ministerio.

El personal público universitario alcanza las 149.967 personas, también por encima de los 148.697 de un año antes.

Del total contabilizado, el 61,44% es funcionario, el 24,39% es personal laboral y el 14,17% se califica de «resto del personal». En la Administración Central del Estado reconocen 1.860 personas con contratos de duración inferior a seis meses.

El 46% de todos los empleados públicos son hombres y el 54% restante son mujeres, de acuerdo con la estadística oficial.

El comunicado del Ministerio no menciona, por primera vez, comparación alguna con años anteriores en los que se resaltaba el esfuerzo de recorte. Muy distinto fue, por ejemplo, su comunicado de 2013 en el que destacaba que «el empleo público descendió un 4,06%, desde 2.685.837 personas en enero de 2012 a las 2.576.746 personas en enero de 2013».

En aquel primer año de lucha contra el déficit, se destacó que «el personal público se reduce en todas las administraciones: Administración General del Estado (11.170 efectivos), Comunidades Autónomas (44.540 efectivos), Entidades Locales (47.405 efectivos) y Universidades (5.976 efectivos)».

También en diciembre de 2014, el Ministerio resaltaba el esfuerzo de ajuste destacando que el empleo público era un 6% inferior al registrado en 2012 y que tal descenso permitía ir aumentando las tasas de reposición.