EXPANSIÓN

Rechaza el recurso de la Confederación de Asociaciones de Padres de Alumnos
El Tribunal Supremo (TS) ha avalado el Decreto de Educación que fijaba límites de notas para acceder a becas para el curso 2014/2015. En una sentencia, el Alto Tribunal ha rechazado el recurso que la Confederación Española de Asociaciones de Madres y Padres de Alumnos (Ceapa) presentó contra el Real Decreto 472/2014, de 13 de junio, por el que se establecen los umbrales de renta y patrimonio familiar y las cuantías de las becas y ayudas al estudio para el presente curso y se modifica la normativa para tener en cuenta en su concesión el rendimiento académico. El TS asume que éste es un criterio válido. La norma también modificó el Real Decreto 1721/2007, de 21 de diciembre, que establece un régimen de las becas y ayudas al estudio personalizadas. Ceapa alegó que el Decreto implicaba un cambio de paradigma en las becas, pasando de un sistema basado en la situación socioeconómica del beneficiario, a su juicio, como un derecho, a otro basado fundamentalmente en el rendimiento académico, lo que Ceapa tacha de “subvención”, en palabras ayer de su presidente, Jesús Salido. La sentencia señala que el “rendimiento académico” es un concepto indeterminado que está presente en el régimen jurídico del sistema de becas regulado en los artículos 83.1 y 3 de la LOE, pero que ya estaba regulado en el artículo 45.1.2º de la Ley Orgánica de Universidades, en la Ley Orgánica de Calidad de la Educación de 2002 o en la Disposición Adicional Novena de la reforma para el Impulso a la Productividad. En ese marco normativo, señala, está presente tanto ese componente que pretende garantizar el acceso a la educación, como el expreso apoderamiento al Gobierno para que lo integre en la regulación que haga, tanto general como por cursos. “Es cierto”, dice la sentencia, “que la beca tiene por objeto garantizar que sea efectiva la igualdad en el ejercicio del derecho de acceso a la educación respecto de estudiantes en condiciones socioeconómicas desfavorables, es garantía de acceso a niveles no obligatorios y es un instrumento de remoción de obstáculos para lograr tales objetivos (cf. artículo 9.2 de la Constitución)”. Pese a ser así, prosigue el fallo, “es mandato legal –y reiterado– que se conjugue ese sistema con el rendimiento académico, luego es un fin lícito que el sistema de becas como subvención que es” permita el fomento de “la responsabilidad en el estudio por parte de los beneficiarios, tanto para el acceso como para mantenerse en él”. Por tanto, alega el Supremo, el recurso debería haber argumentado por qué razón concreta se ha hecho una mala aplicación de este concepto de “rendimiento académico” en el Decreto. Y, añade, debería haber señalado por qué esa mala aplicación dañó el objetivo de igualdad perseguido con las becas. Para sustentar que el Decreto da lugar a “una diferencia de trato injustificada”, el recurso debería haber “traído a consideración de la Sala un término de comparación válido y aceptable y exponer cómo a quienes están en la misma situación jurídica la norma les confiere un trato desigual contrario a derecho”, dice la sentencia. El presidente de la Confederación Estatal de Asociaciones de Padres de Alumnos (Ceapa), Jesús Salido, aseguró ayer sentirse “decepcionado” con la sentencia. En declaraciones a Servimedia, Salido precisó que el fallo conocido ayer se refiere al Decreto del curso 2014-2015, algo que le parece “extraño cuando también tenemos recurrido el del curso 2013-2014”. “Entendemos que será otra sala la que decida y esperamos que tenga en cuenta el contexto social y el fondo, pues ésta obvia las circunstancias de los alumnos a los que se pide más nota”, manifestó.
EXPANSIÓN
]]>