Señala oportunidades en agroalimentación, infraestructuras urbanas y turismo

Portugal sigue intensificando su trabajo de campo en Andalucía para captar intereses económicos y empresariales y fomentar los intercambios culturales e institucionales. El consulado del país vecino en Sevilla, que dirige el cónsul general Jorge Monteiro, convocó ayer a un grupo de empresarios destacados, tanto portugueses como andaluces, a un almuerzo presidido por el secretario de Estado de Comunidades Portuguesas, José Luis Carneiro. Los mensajes de este alto responsable del Ministerio de Relaciones Exteriores luso se centraron en describir las oportunidades de negocio que ofrece Portugal a los potenciales inversores andaluces y detallar la batería de incentivos que respalda la apuesta por el país vecino.

«Vamos a recibir de la Unión Europea 25.000 millones de euros que se destinarán, prioritariamente, a sectores como el agroalimentario, el turismo y la restauración con el objetivo de valorizar nuestros recursos endógenos, nuestros aceites, licores, quesos, vinos y frutas, y también nuestro patrimonio cultural. Junto a ello hay oportunidades de inversión y negocio en la áreas urbanas ya que va a haber 1.000 millones de euros de incentivos para políticas de eficiencia energética, transporte y movilidad o rehabilitación habitacional», explica José Luis Carneiro.

Más intercambios

El representante del Gobierno portugués destaca que los intercambios de negocio entre Andalucía y Portugal «se están reforzando y consolidando», y como muestra señala que en los tres primeros meses de este año las ventas de productos andaluces al país vecino han aumentado un 37% y las exportaciones lusas a nuestra comunidad autónoma, un 33%. En cifra de negocio anual, en el último ejercicio, Portugal exportó a Andalucía por valor de 1.029 millones de euros e importó por 1.800 millones.

Antes del encuentro empresarial, José Luis Carneiro se reunió en el Ayuntamiento hispalense con el alcalde, Juan Espadas, a quien le expresó el «empeño del Gobierno portugués por el proyecto cultural de la Ruta Magallánica, el primer acto de globalización marítima», que gira en torno a la primera circunnavegación, en el siglo XVI. En esta iniciativa participa una red mundial de municipios.

ABC