EXPANSIÓN

La compañía del toro eleva la facturación un 8% y el ebitda un 14% hasta los 40 millones, en el año en el que da entrada al grupo chino Fosun, que ostenta el 20% del capital
Osborne, primera bodega del Marco de Jerez por ventas y uno de los cinco mayores distribuidores de bebidas en España, aumentó un 8% su facturación en 2014 -su ejercicio fiscal empieza en febrero-, hasta los 251 millones de euros. Mientras, el ebitda alcanzó los 40 millones tras repuntar un 14%, lo que arroja una mejora de la rentabilidad de casi un punto, con un margen del 15,9%. Este logro es muy importante para el grupo del toro, que incrementa distancias con su mayor rival, la jerezana González Byass, que cerró 2014 con una cifra de negocio de 207,7 millones y un margen del 11,3%. Respecto a la deuda, su gran talón de Aquiles, en 2013 se situaba en 107 millones. Desde la empresa de El Puerto de Santa María, que no facilitan este dato, se limitaron a precisar que en comparación con el ebitda «en 2014 estuvo en línea con ejercicios anteriores», es decir, en el entorno de las 2,8 veces. Movimientos corporativos Por otro lado, el pasado ejercicio ha sido singular para Osborne, que tras más de dos siglos de vida, dio entrada en su accionariado al grupo chino Fosun -primer conglomerado privado del país-, con el objetivo de aumentar la capacidad financiera «para afrontar así adquisiciones corporativas de mayor dimensión», e impulsar su penetración en el gigante asiático. De hecho, China ya es el primer destino para la exportación de sus jamones 5J (Sánchez Romero Carvajal no se vende en el exterior». Después de cuatro años desde el primer envío para la Expo de Shangai en 2010, hoy en día, una de cada tres unidades comercializadas fuera del país se vende allí. Otro mercado importante para este producto es Estados Unidos. Concretamente, la línea de negocio de ibéricos representa el 31% de las ventas, mientras que el 69% restante corresponde a vinos y bebidas. Desde Osborne apuntaron «al mantenimiento de la apuesta por la internacionalización, con el refuerzo en los equipos directivos y el foco en mercados clave como Alemania, EEUU, China y Brasil». El negocio exterior representa el 20%, el mismo porcentaje que el ejercicio anterior. Para 2015, el grupo gasditano señaló que seguirá analizando posibles operaciones corporativas con el objetivo de acelerar su crecimiento en el sector de bebidas y continuará avanzando en el posicionamiento Premium de sus marcas. El año pasado se hizo con varias enseñas: la ginebra gallega Nordés, el brandy 1866 y la cachaça Espirito de Minas. En cuanto a la distribución de productos de terceros, durante 2014 perdió la licencia de Seagrams, pero a cambio negoció con Pernod Ricard la integración de los whiskies Passport y 100 Pipers. Igualmente, acordó con Russian Standard la comercialización de dos vodkas. Osborne completa su catálogo con Monster Energy Drink y Ron Santa Teresa. Lanzamientos Desde la compañía subrayaron que «hemos continuado con nuestra actividad habitual, consolidando el posicionamiento super Premium de la marca Cinco Jotas en todos los mercados, reforzando las marcas más importantes en categorías tradicionales -Carlos I, Magno, Veterano, Anís del mono y Montecillo- y realizando nuevos lanzamientos com la ginebra Ampersand y el cava Abadía de Montserrat». Adicionalmente, Osborne ha abierto restaurantes Cinco Jotas en Baqueira Beret, en Galerías La Fayette de París y en KaDeWe de Berlín y ha alcanzado nuevos acuerdos de licencias de la marca y nuevas tiendas y espacios de hostelería.
EXPANSIÓN
   ]]>