Nuevas vías de liquidez para las empresa

Editorial
EXPANSIÓN

La Ley de Financiación Empresarial aprobada de forma definitiva por el Congreso de los Diputados debería servir para que las empresas no vuelvan a verse asfixiadas y abocadas al cierre ante futuros episodios de estrechez crediticia. Para ello, la norma, que complementa otras iniciativas del Gobierno en la actual legislatura (como la creación del Mercado Alternativo de Renta Fija), regula los microcréditos colectivos –fórmula conocida como crowfunding, muy común para impulsar proyectos tecnológicos–, mejora el funcionamiento del MAB en el que cotizan las pymes e impone la obligación de que los bancos otorguen una calificación crediticia a las empresas pequeñas y medianas a las que hayan concedido créditos. Diversificar las fuentes de financiación a las que recurren las empresas es una de las lecciones clave de la pasada crisis, ya que la mayor dependencia por parte de la mayoría del tejido productivo español de la liquidez bancaria frente a otros países europeos agravó las consecuencias del cerrojazo del crédito que se produjo en 2012. Pero también será conveniente para aumentar el tamaño medio de las empresas en España e impulsar los nuevos proyectos empresariales, especialmente ahora que los inversores están demostrando un enorme apetito por los títulos nacionales. El recorrido para estas alternativas es alto (en EEUU la financiación no bancaria supone el 70% del total, en España está por debajo del 30%), aunque sin que ello suponga volver al excesivo endeudamiento empresarial previo a la crisis.

EXPANSIÓN

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Parse error: syntax error, unexpected end of file in /usr/home/centrodedebate.es/web/wp-content/themes/point/footer.php on line 25