EL MUNDO

Pide al PSOE que elija entre “echarse en brazos de Podemos” o respetar las listas más votadas
El PP andaluz ha movido ficha para terminar con la parálisis de las negociaciones sobre la investidura de Susana Díaz motivada por las elecciones municipales del pasado domingo. Su presidente regional, Juan Manuel Moreno, llamó hace dos días a la candidata socialista con el objetivo de romper el hielo y que las conversaciones se retomen entre ambos partidos. El objetivo final era mostrar a la presidenta en funciones la disposición del PP a abstenerse en la cuarta votación de investidura a cambio de que los socialistas respeten las listas más votadas en algunos ayuntamientos, como expuso ayer el propio Moreno en declaraciones a los periodistas en el municipio sevillano de Carmona. Ese acuerdo con los socialistas permitiría al PP retener alcaldías como la de Sevilla, Cádiz y Córdoba. Susana Díaz ya anunció el lunes que el PSOE intentará gobernar en las dos últimas, mientras que la capital gaditana tendría un alcalde de Podemos si n hay acuerdo entre socialistas y populares. Los ayuntamientos de Malaga, Granada, Almería y Jaén podrían seguir con alcaldes populares en virtud de pactos con Ciudadanos. No obstante, un acuerdo global entre PSOE y PP podría incluir esas plazas para desplazar al partido de Albert Rivera y negociar los gobiernos de ciudades destacadas como Jerez y Marbella. Según fuentes cercanas a la presidenta, la conversación fue cordial pero no profundizó en esa cuestión. La llamada de Moreno se produce después de que el PP perdiera la mayoría absoluta en todas las capitales andaluzas el 24M. En plenas negociaciones sobre los nuevos gobiernos municipales, todos los partidos rechazan públicamente los “cambalaches, trueques e intercambios de cromos”, aunque la búsqueda de puntos de interés común, principalmente por parte del PP y del PSOE; está latente en toda negociación. Al respecto, el número 2 de Susana Díaz en el PSOE, Juan Cornejo, aclaró que la secretaría general socialista “respondió a la llamada de Moreno, le trasladó la necesidad de desbloquear la incomprensible situación de bloqueo a la investidura y desmarcó por completo la situación de los ayuntamientos con la de la Junta de Andalucía”. “El PSOE no va a entrar en ningún caso en cambalache alguno”, añadió el secretario de Organización del PSOE andaluz. En este sentido, pidió al PP ” “tranquilidad después de haber perdido la mayoría en las capitales”. Por su parte, el presidente del PP defendió ayer en Carmona que los dirigentes políticos tienen que hablar “e intentar buscar puntos de encuentro”. “Es lo razonable, lo sensato y lo que le corresponde a ella como responsable del PSOE”, aseguró. Destacó que el PP y el PSOE mantienen en estos momentos una “fluidez” en el intercambio de opiniones” de manera directa entre los interlocutores designados por ambas formaciones. Juan Manuel Moreno aseguró que Susana Díaz tendrá que reflexionar de aquí al 13 de junio, fecha en la que se constituyen los ayuntamientos, para ver si quiere “tirarse en los brazos de Podemos” y vulnerar el principio de respeto a la lista más votada, “unas decisiones que le restarán credibilidad y legitimidad”. Según apuntó Moreno, la secretaria general del PSOE-A le pide al PP-A lo mismo que le piden a ella en los ayuntamientos, “que respete la lista más votada”. “Si nos lo exige en la Junta, tiene que hacerlo ella también en los ayuntamientos porque es lo “sensatos, equilibrado, justo y entendible, y de ahí nos podemos entender”, explicó el presidente del PP andaluz. Moreno reconoció que la posición de su partido sobre la investidura de Díaz puede ser “suceptible” de cambio, en función de l aposición que los socialistas adopten en materia programática y sobre la lista más votada. Aclaró que el PP nunca ha estado cerrado al diálogo, pero que es Susana Díaz, como candidata a la Presidencia de la Junta, a quien le corresponde “mover ficha”. También explicó que no quiere que el PSOE-A asuma todo su programa electoral, pero sí cuestiones importantes en materia fiscal y de creación de empleo. Juan Manuel Moreno ya ofreció a Susana Díaz tras las elecciones autonómicas del 23 de marzo un pacto para que gobernara la lista más votada en la Junta y los ayuntamientos. La dirigente socialista lo rechazó entonces y mantiene esa negativa después de ver al alcance de su mano gobiernos socialistas en varias capitales andaluzas.
EL MUNDO
]]>