EXPANSIÓN
El área de construcción del grupo, que supone el 80% del negocio, prevé elevar un 10% su facturación este año

El área de construcción del grupo Martín Casillas, que supone el 80% del negocio, prevé elevar un 10% su facturación este año, hasta alcanzar los 45 millones de euros, gracias al impulso de las actividades de mantenimiento de depuradoras y saneamientos. Mientras, el beneficio neto se moverá entre el 2,5% y el 3% de las ventas.

Su responsable, Ignacio Martín, asegura que actualmente la obra civil representa un 85% del total y la edificación el 15% restante. En este sentido, resalta que “la gran ventaja” de la compañía con sede en Alcalá de Guadaíra (Sevilla) es que “un 70% de los contratos son recurrentes, al ser en su mayor parte de conservación, lo cual nos permite unos niveles de producción y cartera estables dentro de la situación actual”.

Por último, lamenta que “ahora, el 80% de las obras que licitamos son por menos de un millón de euros”, lo que les obliga a agilizar la contratación. “Es un mundo diferente al de 2007 y la cartera ha variado totalmente”.

EXPANSIÓN