Miguel Cabrera
EXPANSIÓN

Covirán ha vuelto este año a obtener un «crecimiento sostenido positivo» después de que 2014 fuera uno de los peores años para la distribución por la deflación, la contracción del consumo, la crisis provocada por el veto de Rusia, la pérdida de población o la alta competitividad del sector, explica a EXPANSIÓN el consejero delegado de la cooperativa granadina de supermercados, Luis Osuna.

Este nuevo escenario llevará al grupo andaluz a mantener estable la cifra de establecimientos en alrededor de 3.250, mientras que el número de socios se eleva en un centenar hasta los 2.900, lo que supone la creación de 600 nuevos empleos.

Según osuna, el ejercicio actual ha tenido dos tramos bien diferenciados: un primer cuatrimestre de escaso crecimiento y una segunda parte durante el verano, cuando el buen comportamiento del consumo y las altas temperaturas han permitido repuntes por encima del 3% -en julio incluso se registró un punto más-, lo que se traduce en un acumulado del 1,9% en el conjunto del mercado con respecto a 2014.

Objetivos

«En Covirán esperamos cumplir con los objetivos marcados para este año, sobre todo en unidades, donde estimamos un crecimiento en torno al 7%», sostiene.

La empresa, con una facturación de 618 millones en 2014 y la segunda por número de establecimientos en España tras Carrefour, ha apostado este año por potenciar su expansión en zonas que considera estratégicas, como Madrid, Cataluña y Canarias. Otro posible mercado de futuro de la cadena podría ser todo el Levante. En cualquier caso, no dejará de lado la oportunidad de seguir creciendo en plazas más maduras como la propia Andalucía, y de manera más específica en Málaga.

«Hemos adquirido en propiedad la plataforma logística de Casabermeja y estamos pendientes de la firma de una permuta de terrenos con el Ayuntamiento de Vélez Málaga para iniciar la construcción de un centro logístico especializado en el producto fresco para la zona de la Azarquía», informa.

En cuanto a la internacionalización dela cooperativa, los esfuerzos siguen centrados este año en Portugal, después de que 2014 fuera ya un ejercicio muy importante, pues pasó allí de la quinta a la tercera posición del ránking sectorial.

«Contamos con tres formas de distribución que cubren la totalidad del país «en Aveiro, Algoz y Sintra-Lisboa) y con más de 320 supermercados», sumando un total de 1.727 empleados.

Internacionalización

El directivo añade que en 2015 la implantación en Portugal se está potenciando con especial intensidad en las regiones autónomas de Madeira y Azores, así como con el aumento de su presencia en Sintra y Lisboa.

Si bien prefiere no apuntar nuevos objetivos de futuro en otros países, el consejero delegado de Covirán sí sostiene que la positiva experiencia en la nación lusa les permitirá abordar otros proyectos.

«Lógicamente, nuestro mercado natural para futuras expansiones son los países más cercanos, señala, al tiempo que añade que siempre «estaremos alerta sobre las oportunidades que pueda ofrecernos el mercado».

Con respecto al conjunto del sector de la distribución, destaca el cambio que se ha producido entre los clientes, «más exigentes e infieles» y añade que el factor precio continúa siendo un motor de decisión.

Mejora del consumo

Igualmente, hace hincapié en que el consumo encadena en los últimos doce meses un ritmo de crecimiento superior al 2%, «a pesar de que los últimos indicadores de la demanda han moderado las expectativas».

Este crecimiento, apunta, se debe a un mayor volumen de compra por parte de los hogares (+0,9%), aunque también han contribuido una contenida inflación (+0,6% de promedio en alimentación, según el Instituto Nacional de Estadística) y, en menor medida, la elección de productos, marcas o variedades de más valor añadido.

Una de las claves de cara al futuro, en su opinión, es el servicio al cliente. En este sentido, destaca el esfuerzo y la gran cantidad de recursos que está destinando la cooperativa a la profesionalización de su colectivo, socios y empleados, a través de la Escuela de Comercio Covirán. «La cualificación de nuestros asociados es sinónimo de diferenciación y debemos mantener esa excelencia en el servicio y cercanía», concluye.