ABC

Los recortes de las administraciones han acrecentado la tradicional brecha salarial que ha existido
«Hemos sufrido muchos recortes, y aquí partimos de una situación peor. Se puede decir que ha llovido sobre mojado». Rebajas salariales aplicadas por la Junta de Andalucía y el Gobierno central, reducción de complementos o guardias, unidas a una histórica brecha salarial, son los principales parámetros que convierten a los médicos andaluces en los peor pagados del país. Una conclusión a la que llega el doctor Vicente Matas, representante de la Vocalía de Atención Médica Urbana de la Organización Médica Colegial (OMC), tras la elaboración de un exhaustivo informe de situación que fue presentado ayer en el Colegio de Médicos de Málaga. El documento analiza los numerosos escenarios laborales en los que se pueden encontrar los facultativos de esta comunidad: desde un profesional en el inicio de su actividad, hasta un veterano; tanto si desarrolla su actividad en Atención Primaria, como si lo hace en un hospital; así como si realiza o no guardias; o percibe complementos como el de exclusividad. Aunque la conclusión es la misma sea cual sea la variable que se analice: los médicos andaluces son los peor pagados. Matas estudia la evolución salarial entre 2009 y 2014, periodo en el que «cualquier medida se ha traducido en una pérdida retributiva» que ha llevado a una reducción del poder adquisitivo del 35 por ciento. Si por ejemplo comparamos el perfil más «básico» —médico recién incorporado que no realiza guardias—, los que trabajaron en un hospital durante 2014 percibieron 1.797 euros netos, 473 menos que la media española y 1.033 de diferencia con respecto a la comunidad que mejor pagó, que no se explicita. La brecha es mayor aún en el caso de los profesionales de Atención Primaria a pesar de que cobran un poco más (1.821 euros). La brecha con la media española se sitúa en 510 euros, mientras que con respecto a la mayor retribución es de 1.494.
La retribución neta por hora de un día laborable fue de 8,37 euros, frente a los 14,78 que se abonaron en el País Vasco, los 14,40 de Murcia o los 13,88 de Ceuta y Melilla. El doctor Vicente Matas explicó a ABC que los médicos andaluces «históricamente» han cobrado menos que sus compañeros de otras partes del país, aunque el escalón se ha agrandado por los continuos recortes sufridos estos años. Recortes que van más allá del 5% de bajada salarial que aplicó el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero, a la que hay que sumar el incremento de las retenciones del IRPF, la subida de la inflación o del IVA y las derivadas de medidas estrictamente laborales: como la reducción de los equipos de guardia –con la consiguiente reducción de estas horas- o el incremento de la jornada dos horas y media a la semana. Reducción adicional «En 2012 la Junta aplicó una reducción adicional del 10% en todos los complementos», señaló Matas, quien aseguró que esto provocó que profesionales con años de experiencia de nuestra comunidad «cobraran menos que residentes de otras regiones». El estudio, además, alerta de que la situación es mucho más grave para muchos de los nuevos contratados por el Servicio Andaluz de Salud, ya que sus contratos son del 75% de la jornada. El presidente del Colegio de Médicos malagueño, Juan José Sánchez Luque, manifestó en rueda de prensa que «los facultativos llevamos años reclamando que se reduzca esta brecha salarial» y aseguró que «estamos en una situación límite». No en vano, el informe concluye que en los últimos cinco años estos profesionales de la sanidad han perdido entre 3.000 y 10.000 euros brutos anuales. Luque añadió que « es necesario cambiar el concepto trasnochado de exclusividad, ya que no tiene lógica que los médicos que quieren trabajan en la privada no cobren este concepto, pues su horario y disponibilidad es exactamente el mismo que el que lo percibe». En términos similares se expresó el presidente del Sindicato Médico en Málaga, Fermín Parrondo, que agregó que «los pasos deberían ir encaminados a dignificar los sueldos, independientemente de la dedicación exclusiva, y mejorar la empleabilidad de los médicos». «La sanidad privada es complementaria de la pública, de ninguna manera suplementaria», apuntaron los sindicatos.
ABC
]]>