Las sicavs serán laminadas como vehículos de los ‘ricos’

La poderosa red de sucursales de la banca suele condicionar las decisiones de inversión de los ahorradores españoles, sin que la suscripción de los productos que presiden el escaparate bancario sea a menudo garantía de las mayores rentabilidades. En un momento en que los depósitos bancarios han agotado su rentabilidad, con rendimientos que a duras penas superan el 0,15% en las nuevas operaciones, la alternativa vuelven a ser los fondos de inversión, que son además fuente apreciada de comisiones con las que animar el margen de negocio. El balance de los fondos españoles con mayor volumen de patrimonio y partícipes no resulta sin embargo rentable para los clientes y los cuatro mayores productos, correspondientes a las gestoras de BBVA, Caixabank y Santander, dejan ligeras pérdidas en lo que va de año. En conjunto suman un patrimonio de 17.000 millones de euros y partícipes por casi medio millón. Solo cuatro fondos acogen el equivalente al 6% del total de partícipes de la industria española.

El fondo Quality Inversión Moderada de BBVA es el fondo español con mayor volumen de patrimonio, por 4.647 millones de euros y 148.010 partícipes según datos de VDOS de la semana pasada. Le sigue el Caixabank Equilibrio Plus, con 4.356 millones de euros y 50.693 partícipes y completa el podio elSantander Select Prudente, con un patrimonio de 3.983 millones de euros y 64.028 partícipes. A estos tres primeros por volumen de patrimonio se suma el Caixabank Equilibrio Estandar, con la misma filosofía que el Equilibrio Plus pero destinado al cliente minorista, con una suscripción mínima de 600 euros, un patrimonio de 3.958 millones de euros y 205.257 partícipes. Es de hecho el fondo español con mayor número de partícipes y arroja una pérdida en lo que va de año del 1,38%, algo superior al 1,02% de pérdida para el Caixabank Equilibrio Plus, dirigido a clientes institucionales y con una inversión mínima de 50.000 euros.

Los fondos españoles con mayor volumen de patrimonio y número de partícipes no son garantizados ni de renta fija, los más conservadores y habituales en la cartera de los pequeños clientes. Son fondos de fondos mixtos, con un perfil de riesgo medio, de entre 3 y 4 en una escala de 1 a 7, y una antigüedad que oscila entre los nueve y seis años.

El mayor de todos, el Quality Inversión Moderada, es un fondo lanzado en octubre de 2007 que invierte más del 50% de su cartera en fondos de inversión. Entre el 20% y el 60% de su cartera puede estar expuesta a la renta variable y el resto, en activos de renta fija pública o privada, según explica el folleto del producto registrado en la CNMV. En la actualidad, las principales posiciones de su cartera son el fondo Lyxor UCITS Eurostoxx 50, el JPMorgan Managed Reserves, el Fidelity America Fund y un ETF de Deutsche Bank vinculado al S&P 500. A cierre del primer semestre, las posiciones en Bolsa eran mayoritarias, del 50,4% de la cartera, por un 27% de exposición en renta fija y el resto en liquidez. El fondo arrastra una pérdida del 4,57% en el pasado año, si bien la media de los cinco últimos ejercicios arroja una ganancia del 5,34% anual. Su comisión de gestión es del 1,2% directo más el 0,7% indirecto, correspondiente a las comisiones de los fondos que se adquieren.

El Santander Select Prudente es también un fondo de fondos, lanzado en 2010, que a diferencia del anterior, hace una apuesta de inversión mayoritaria por la renta fija pública y privada, que a cierre de julio pesaba un 75% en la cartera. La principal posición del fondo es el BlackRock Global Funds, que renta en el año el 0,38% y supone el 4,9% de la cartera. La rentabilidad para sus algo más de 64.000 partícipes es de apenas el 1,4% anual en los últimos cinco años, según datos de Morningstar. La suscripción mínima es de 20.000 euros y la comisión de gestión directa, del 1,1%.

El CaixaBank Equilibrio, tanto en su versión para institucionales como para particulares, es un fondo de renta fija mixta internacional que invierte directamente en activos o en fondos de gestoras internacionales, con un límite del 10% en mercados emergentes. Lanzado en 2011, su rentabilidad en los últimos cinco años es el 3,3% anual.

El producto que rompe el mercado

En el ránking de los diez fondos españoles con mayor volumen de patrimonio se cuela un recién llegado, el Caixabank Rentas Euríbor, un fondo de rentabilidad objetivo —similar al garantizado pero sin asegurar el cien por cien de la inversión– que lleva casi dos meses arrasando en captaciones y puede suscribirse hasta el 7 de septiembre a partir de una aportación mínima de 10.000 euros, de acuerdo con el folleto registrado en la CNMV.

Su patrimonio asciende ya a los 2.870 millones de euros, después de haber atraído la inversión de 71.838 partícipes al cierre de la semana pasada. Se coloca por tanto como el octavo fondo español con mayor volumen de activos bajo gestión, Es además el fondo europeo que más patrimonio ha captado en el mes de julio y el que más capta en España en el año.
Tiene una comisión de gestión del 0,45% sobre el patrimonio más una de depósito del 0,05%. El fondo paga cada año un rendimiento ligado al euríbor a tres meses (ahora en el –0,297%). Si llegado el momento del pago, el euríbor a tres meses es inferior al 0,25%, ese 0,25% será la rentabilidad que se pague al partícipe, de modo que el índice deberá entrar en positivo para optar a mayores rentabilidades, algo que no sucederá hasta que se vislumbre el repunte de la inflación en la zona euro.

CINCO DÍAS