Encarnación Freire
ABC
Los rectores piden a la Junta “certidumbre” en la financiación de los 10 centros públicos

La comisión académica del Consejo Andaluz de Universidades (CAU), en la que están representados los diez campus públicos de la comunidad autónoma, acordó ayer mantener la prueba de Selectividad tradicional en todas las sedes académicas, en lugar de que cada una decida de forma independiente el procedimiento de acceso de los estudiantes, tal y como permite la nueva Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (Lomce) a partir del curso 2017. Además de los rectores, en esta reunión de carácter extraordinario estuvieron los consejeros de Economía y Conocimiento, Antonio Ramírez de Arellano, y de Educación, Adelaida de la Calle.

Con la decisión de mantener el distrito único universitario en Andalucía «sin discrepancias», se pretende «despejar incertidumbres a los primeros estudiantes del nuevo sistema educativo y sus familias que inician en este curso el Bachillerato» y que deberán someterse a la prueba de acceso dentro de dos años, manifestó Ramírez de Arellano.

Por su parte, Adelaida de la Calle destacó que Andalucía «cumple con la ley estatal, pero adaptando a las características nuestras posibilidades de mantener el equilibrio e igualar las oportunidades», dentro de un marco en el que se ha propiciado que «haya 17 sistemas diferentes», afirmó.

Financiación

Por su parte, Eduardo González Mazo, rector de la Universidad de Cádiz y presidente de la Asociación de Universidades Públicas de Andalucía, pidió también «certidumbre» en materia de financiación, no sólo en cuanto a la deuda pendiente por parte del Gobierno andaluz con el sistema, sino para sufragar el nuevo modelo.