Encarnación Freire

ABC
Las constructoras pierden peso entre las 559 insolvencias declaradas en la región el año pasado
Los juzgados mercantiles andaluces se han aliviado en los últimos doce meses con la notable reducción del número de concursos de acreedores, en sintonía con la mejora de la coyuntura económica. Según el baremo concursal 2015 elaborado de PwC, las insolvencias han caído un 21% en las ocho provincias y la envergadura de las quiebras ha ido a menos como tónica general. Firmas destacadas como la constructora sevillana Detea, la exportadora de aceituna de mesa Interoliva, la tecnológica Arion, el Real Betis Balompié o la heladera gaditana La Ibense Bornay han ido saliendo del concurso durante el pasado ejercicio y han conseguido rescatar su actividad tras resolver favorablemente los convenios con los acreedores.
No obstante, también ha habido otros casos notables, como el de Extruperfil, firma dedicada a la extrusión de perfiles de aluminio, o la aeronáutica Elimco, que entraron en situación concursal el año pasado con deudas aproximadas de 28 y 8 millones de euros, respectivamente. Según el análisis realizado por PwC a partir de los datos publicados en el Boletín Oficial del Estado (BOE), el año pasado se registraron en Andalucía 559 concursos, un 21% menos en comparación con los 705 contabilizados en 2014. La actividad concursal andaluza representó el 12% del total en España, donde se publicaron 4.777 insolvencias, un 26% menos que en 2014. Con ello, la región se situó en cuarta posición en el mapa nacional de quiebras empresariales por detrás de Cataluña (20%), la Comunidad de Madrid (15%) y la Comunidad Valenciana (16%). En la perspectiva del último cuatrienio, fue 2013 el ejercicio donde se alcanzó la cifra más elevada de concursos en la región, con un total de 831. Por provincias, Sevilla (147) fue el territorio andaluz con más concursos publicados, seguido de Málaga (111); Cádiz (87); Granada (61); Almería (45); Córdoba (41); Jaén (34) y Huelva (33). La provincia sevillana fue la sexta de España por número de insolvencias por detrás de Barcelona (760), Madrid (730), Valencia (521), Vizcaya (178) y Zaragoza (151). Para Enrique Bujidos, socio responsable de reestructuraciones de PwC, «las cifras de 2015 continúan confirmando el cambio de tendencia en la actividad concursal en nuestro país que se inició en el último trimestre de 2013. Desde ese momento, ya acumulamos nueve trimestres consecutivos de caída en el número de concursos de empresas publicados en España y las cifras del año que acabamos de cerrar se asemejan a las de 2009», señala. Sobre la reducción de los grandes concursos, el experto destaca que hay muchas insolvencias « de menos de diez millones de euros, que son compañías que están completamente muertas porque no tienen activos o que han vaciado sus activos antes». En estos casos, las posibilidades de remontar son casi nulas. Enrique Bujidos apunta también la evolución de los sectores económicos en el mapa concursal andaluz, en el que se observa una notable bajada de los concursos de empresas constructoras, que han pasado de representar el 25% de todas las quiebras en Andalucía en el año 2012, a solo el 14% en 2015, con 80 de los 559 casos. Las inmobiliarias se mantienen en un 20% del total, con 111 concursos; así como la distribución y el comercio (19% y 105 casos). Por su parte, baja la cuota de las compañías industriales al 6% con 33 insolvencias y son los servicios los que aumentan significativamente su peso relativo, con 155 declaraciones, el 28% del total regional.
]]>