EXPANSIÓN
Pese a ello, el conjunto del gasto científico y tecnológico encadena tres años de descensos

El sistema científico y tecnológico andaluz sigue resistiéndose por la crisis, La inversión en I+D en 2013 descendió por tercer año consecutivo, si bien la caída se atemperó sustancialmente. Concretamente, descendió un 0,6% -frente al 10,3% del ejercicio anterior- hasta los 1.471 millones de euros, según los últimos datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

A diferencia de lo que ocurrió en años pasados, el comportamiento de la comunidad fue mejor que el de la media del país, que redujo la partida un 2,8%, al contabilizar 13.012 millones. De hecho, sólo Extremadura -donde aumenta un 0,9%- y Madrid, que repite cifras, presentan guarismos superiores.

De este modo, Andalucía sigue siendo la tercera autonomía en el ránking, pero la cuantía destinada a I+D en relación al PIB representa el 1,04%, un porcentaje inferior al 1,24% del promedio español y lejos del 2% dela Europa de los 28.

La nota positiva de la estadística aparece de la mano del sector privado, cuyo desembolso en actividades de I+D siempre ha sido -y continúa siéndolo- menor al del ámbito público, lo que constituye una desventaja frente a la Unión Europea y al resto del mundo.

Así, dentro del panorama generalizado de menos inversión, destaca que las empresas andaluzas incrementaron su aportación y personal involucrado, aumentando el gasto en 2013 un 0,7% hasta los 538 millones. Este incremento contrasta con el nuevo retroceso experimentado en España, que se situó en el 2,6% con 6.906 millones.

Hasta ahora, el año récord fue 2010, cuando las compañías de la comunidad destinaron en conjunto 620 millones de euros, tras crecer un 23% interanual. Asimismo, durante ese ejercicio, los sectores público y privado asignaron a este capítulo 1,727 millones.

De igual modo, aumenta el número de profesionales en equivalencia a jornada completa (EJC), registrando 7.650 personas, lo que supone un alza de 5,7%. Las mujeres investigadoras son las principales beneficiadas de esta subida, al protagonizar un repunte del 7,5% más respecto el año anterior.

Universidades

Pese al despunte de las empresas en 2013, el sector público sigue siendo el que aporta la mayor parte de la inversión, con un 63,2% del total, un porcentaje elevado respecto al conjunto del país, donde supone el 46,9%.

Las universidades siguen liderando el gasto, con 627 millones de euros (un 0,13% menos que el ejercicio anterior). Ello representa un 17,2& de la cuantía total destinada por los organismos de educación superior de todo el país, frente al 7,8% de las compañías o el 12,5% del resto de administraciones públicas.

Estas últimas aportaron 305 millones de euros a investigación y desarrollo, montante un 4% inferior al de 2012.

EXPANSIÓN