Alberto Cabellon / Laura Blanco
EL CORREO
La parlamentaria socialista Manuela Serrano declara el mayor saldo bancario mientras que Juan Antonio Gil, de Podemos, dice tener menos de cien euros
Las cuentas de los diputados: de 212.662 a 72 euros en el banco

Así consta en las declaraciones de actividades, bienes y servicios publicadas en la web del Parlamento de Andalucía. Además del saldo en la cuenta, las citadas declaraciones reflejan las propiedades que poseen, entre inmuebles, coches y acciones o fondos de inversión; los préstamos que tienen con entidades bancarias; y si tienen contratados seguros y planes de pensiones. Entre los líderes de los partidos, el coordinador de IU, Antonio Maíllo, es el que tiene la cuenta más abultada con 25.992 euros mientras que el líder de C’s, Juan Marín, solo declara un saldo bancario de 2.105,28 euros.

En el apartado de propiedades, la diputada popular Esperanza Oña se lleva la palma, ya que aparece como titular de hasta once inmuebles (seis viviendas y cinco de otro tipo) en Málaga. Además, entre sus acciones e inversiones tiene 950.000 euros en participaciones en depósitos bancarios y fondos de inversión. Otros diputados populares como Julio Miranda y Jacinto Muñoz aparecen también como titulares, aunque en este caso de forma compartida al 50 por ciento o menos, de hasta nueve bienes inmuebles, mientras que la también popular Carmen Céspedes comparte la propiedad de ocho inmuebles, todos en Huelva, tres de ellos con hipoteca.

La diputada con más dinero en el banco, la socialista Manuela Serrano, también cuenta con varias propiedades: tres viviendas (dos en Huelva y una Sevilla) y otros dos inmuebles de otro tipo (que incluyen locales, garajes, fincas rústicas y demás). También cinco propiedades ostenta el secretario de Organización socialista, Juan Cornejo, todas ellas en Cádiz y compartidas al 50 por ciento. El presidente del Parlamento, el socialista Juan Pablo Durán, declara 7.940 euros en el banco y tiene tres préstamos (uno para la compra de un coche, otro hipotecario y un tercero sin especificar), pero no aparece como propietario de ningún inmueble.

En Ciudadanos, destaca la diputada Marta Escrivá que, con 37.499,62 euros en el banco, aparece como titular o cotitular de hasta seis propiedades inmobiliarias.

Más allá de las casas, coches y préstamos, las declaraciones de bienes y actividades revelan curiosidades como las obras de arte por valor de 9.000 euros que declara el diputado de Podemos Félix Gil o los 1.620 euros en acciones del Sevilla FC del socialista Carmelo Gómez.

Son muchos los parlamentarios que cuentan con planes de pensiones o seguros de vida y accidente. La diputad de IU, Elena Cortés, cobró las cesantías desde su cese como consejera de Fomento tras la ruptura del anterior pacto de Gobierno hasta su elección como diputada en las elecciones de marzo, al igual que el exdelegado del Gobierno de la Junta y hoy consejero de Turismo, Javier Fernández.