ABC
Al igual que en el resto de España, la región ha registrado un dato excepcional. El desempleo descendió en casi 100.000 personas y la tasa de paro se situó por debajo del 31%, frente al 34,74% de hace doce meses

El paro descendió en Andalucía en 98.700 personas durante el segundo trimestre de 2015, lo que supone una bajada del 7,26% en relación con el trimestre anterior. El número total de desempleados se situó en 1.260.500 parados, mientras que la tasa de paro es ahora del 30,98% (8,6 puntos más que la media nacional). Andalucía sigue siendo la región con la mayor tasa de paro de España.

Fuente: INE (Instituto Nacional de Estadística)

Ocupación

En los últimos doce meses el desempleo descendió en 139.800 personas (-10%). El número de ocupados aumentó en 177.800 personas en ese mismo periodo (+6,76%). De abril a junio la cifra de ocupados en Andalucía aumentó en 124.700 personas (el número total de ocupados alcanza las 2.808.500 personas, de los que 1.581.800 son hombres y 1.226.700 son mujeres). De esta forma, la tasa de actividad es en Andalucía del 59,14%. La región está aún muy lejos de las tasas de actividad de Islas Baleares (67,2%), Madrid (65%) o Cataluña (62,71%).

Más empleo público

«La principal diferencia entre Andalucía y el conjunto de España en cuanto a la generación de empleo radica en la mayor creación entre mujeres y mayores de 45 años en Andalucía», según la Cátedra BBVA de Análisis Económico de la UPO. A su vez, «el sector público andaluz también ejerce cierto impacto en este diferencial». Así, casi 1 de cada 10 puestos de trabajo creados en Andalucía en los últimos tres meses es empleo público, mientras que en el conjunto del país este tipo de empleo sigue decreciendo levemente.

Hogares

El 18% de los hogares andaluces cuenta con todos sus miembros en situación de desempleo. Hace un año este porcentaje se elevaba al 21,5%. Por el contrario, un 58,69% de los hogares andaluces tenían todos sus integrantes ocupados en el segundo trimestre de 2015, frente al 54,6% del pasado año.

Temporalidad

En el conjunto del país, casi tres de cada cuatro empleos creados en los últimos tres meses corresponden con un empleo temporal. En Andalucía, también de manera novedosa este trimestre, mejora notablemente este ratio: casi uno de cada dos empleos son con contrato indefinido, según los expertos de la UPO. «Todavía, no obstante, la distancia entre ambos mercados es muy alta; la tasa de temporalidad de la economía andaluza sigue siendo más de 10 puntos porcentuales superior a la del conjunto del país (35,5% frente a 25,1%).

Menos despidos

La Cátedra BBVA señala cómo la tasa de despido (porcentaje de trabajadores que han ido al desempleo en los últimos tres meses) ha caído en el conjunto de España del 3,9% al 3,2% mientras que la tasa a la que los desempleados encuentran empleo sube del 14,2% al 18,4%. «Como hay menos gente que es despedida y, a la vez, más gente encuentra empleo (sobre todo, eso sí, parados de corta duración), el resultado es que la tasa de paro de la economía cae». En Andalucía, aun con registros algo peores, también se observa este fenómeno: «la probabilidad de ser despedido es del 5,9% y la probabilidad de encontrar empleo sube hasta el 17,9%».

Diferencias provinciales

Málaga, Sevilla, Granada, Córdoba, Almería y Cádiz han mostrado tasas de creación de empleo que rondan el 7%, mientras que Jaén (4,4%) y Huelva (1,3%) han sido menos dinámicas. En este momento la situación es dispar. Cádiz, Jaén y Granada son las provincias con mayor tasa de desempleo (con un 37,3%, 34,6% y 31,1%, respectivamente). La tasa de paro en Málaga fue del 29,9%; en Sevilla, del 29,3%; en Córdoba ascendió al 29,1%; Almería tiene un 29% y Huelva un 26,8%.

Cambio de modelo

Como señala la UPO, menos del 9% de los empleos andaluces están en el sector industrial frente al 79% que hay en el sector servicios. «Mientras no se constituya un sector industrial en Andalucía con al menos el 15% de la población ocupada será difícil que el cambio de modelo productivo sea una realidad en esta tierras». Por ello consideran que «las políticas de empleo se deben centrar en la formación dual (en el aula y en la empresa)».