EXPANSIÓN
Todas las autonomías excepto Aragón han decidido elevar en sus cuentas los capítulos de gasto social

La clase dirigente se prepara para un año en el que se van a decidir casi todas las plazas políticas en España, con elecciones municipales, regionales y estatales. Las comunidades autónomas, al calor de una incipiente recuperación económica, dan buena muestra de ello, y se preparan por primea vez en años, en elevar sus capítulos de gastos presupuestarios en 2014. Los incrementos en Sanidad y Educación, las partidas más sensibles para los electores, crecerán por primera vez en años, un 2,4% y un 2,6%, respectivamente, según un informe reciente del Ministerio de Hacienda. Aragón es la única autonomía que mantiene recortes en estos capítulos.

El denominado gasto social, que representa el grueso de las cuentas regionales, crecerá así hasta los 87.768 millones de euros, un 2,5% más que en el pasado ejercicio. Los capítulos de Sanidad del conjunto autonómico ascienden a 53.141 millones, mientras que el gasto educativo supondrá este año 34.627 millones.

Andalucía lidera ambos capítulos, con un presupuesto de 8.413 millones para Sanidad y otros 6.584 millones para Educación. Ambos se incrementan un 2,5%. Cataluña es la segunda comunidad autónoma que destina mayor cantidad de recursos al sistema sanitario, en términos absolutos, con unas necesidades de 8.313 millones de euros, aunque el incremento del mismo se coloca por debajo de la media, en el 2,2%. El incremento en educación es mucho más notable, del 6,8% hasta los 5.116 millones. En cambio, la Comunidad de Madrid, con el tercer mayor gasto sanitario, de 7.292 millones, sí registra una subida notable, del 4,5%. Aquí el incremento en educación es más discreto, del 1,9% hasta los 5.256 millones.

En términos porcentuales, Islas Baleares propone al mayor subida en Sanidad, con un 10,5% más (1.291 millones), y le sigue Extremadura, con u incremento del 6,1% (1.376 millones). En Educación, Cataluña es la que apuesta por un mayor gasto con la subida de 6,8 mencionada, y le sigue Murcia, con un 5% más.

También considerado como gasto social, las autonomías incrementan sus aportaciones a la función de Seguridad, Protección y Promoción Social. Aunque de una cuantía menor, de 12.280 millones, supone una subida importante en 2015 respecto a 2014, elevándose un 5,3%, y todas las comunidades tienen variaciones positivas. Comunidad Valenciana, con un 18,6%, es la región que más lo incrementa, hasta 1.888 millones.

Por primera vez en años, las autonomías ven decrecer sus obligaciones en el pago de intereses de la deuda y las amortizaciones, y considerablemente. La deuda pública descenderá un 17,7% en 2015, hasta los 23.053 millones. Esta caída se debe a las medidas de rebaja, prórrogas y reestructuraciones que ha aplicado el Gobierno en los últimos años, aunque no incluye la quita total de los intereses del FLA que el Gobierno aprobó a finales del año pasado.

EXPANSIÓN