ABC

Las de Granada y Sevilla, entre las que encabezan el ranking de productividad en volumen de resultados
Pese a que una de las grandes deficiencias que los expertos detectan en las universidades españolas es la uniformidad y falta de especialización de su oferta académica, sí hay grandes diferencias en cuanto a sus resultados. La tercera edición del U-ranking, una herramienta online de comparación de universidades desarrollada por la Fundación BBVA y el Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (Ivie), advierte una amplia diversidad tanto en docencia como en investigación y transferencia de conocimiento a su entorno social. El sistema universitario «es homogéneo en cuanto que se ofrecen los mismos títulos, pero las diferencias afloran en cómo se gestionan los recursos», explica Joaquín Aldás, uno de los autores de este examen al que se han sometido 59 universidades y que por primera vez incluye instituciones privadas, once en concreto. En total, suman el 95% del alumnado nacional. Las universidades privadas y públicas muestran un comportamiento muy distinto. Mientras las primeras están mucho más orientadas a la docencia, las segundas sobresalen en el campo investigador. La productividad docente de las privadas supera en un 10% la media del sistema y, de hecho, siete de las once universidades situadas en los cuatro primeros escalones del ranking docente son privadas. Por el contrario, sólo hay dos universidades privadas entre las 25 primeras en productividad investigadodora, mientras que las 14 universidades que cuentan con más produtividad investigadora son públicas. En cuanto a la aportación de las universidades a la innovación tecnológica, ocho de las diez primeras son públicas, mientras que las privadas se sitúan un 20% por debajo de la media.
Con respecto a 2014, la productividad del conjunto del sistema público se ha mantenido constante, pero ha habido una «ligera contracción» en el volumen, lo que los autores achacan a los ajustes de recursos humanos y financieros de los últimos años. La Pompeu Fabra de Barcelona es de nuevo la universidad más productiva, como en las dos anteriores ediciones del U-ranking. Le siguen, compartiendo el segundo puesto, la Carl os III de Madrid, l a Autónoma de Barcelona y las politécnicas de Cataluña y Valencia. En cuanto a volumen de resultados, el ranking está encabezado por la Complutense, seguida de la Universidad de Barcelona, Granada, Sevilla (en cuarto lugar), y las politécnicas de Madrid y Valencia. Las andaluzas Por lo que respecta a la Comunidad autónoma andaluza, la Universidad Pablo de Olavide (UPO) es la primera en cuanto a productividad en docencia y decimosegunda a nivel nacional, mientras que en productividad en innovación y desarrollo tecnológico ocupa el segundo lugar en la región por detrás de la Universidad de Sevilla, que se sitúa, además, en el cuarto lugar en el ámbito nacional. En el apartado de productividad global, la universidad andaluza que se lleva la palma es l a cordobesa, seguida por l a UPO, que se encuentra al mismo nivel que las universidades de Granada, Sevilla, Almería y Huelva. A escala nacional, y en la combinación de productividad y volumen, la mejor parada es la Universidad Politécnica de Valencia, ya que aparece entre las cuatro segundas en productividad y en el cuarto lugar en volumen.
ABC
]]>