Luis Montoto
ABC
Está presidida por José Moya y participada por la familia Martínez Cosentino

Trajano Iberia, la socimi promovida y gestionada por Deustche Bank y presidida por José Moya Sanabria, se estrenó ayer con una subida del 4,01% en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB), tras marcar un primer precio de 10,38 euros por acción, frente al de 9,98 euros fijado para empezar a cotizar. Se trata de la sexta socimi que se suma a este mercado, en el que ha empezado su andadura con el tradicional toque de campana en la Bolsa de Madrid. Entre sus accionistas relevantes también figura la familia Martínez Cosentino, que controla un 5,5% del capital ( al igual que Moya). En total, un 40% de las acciones está en manos de inversores andaluces.

Trajano Iberia, constituida en marzo, salta al MAB tras realizar el pasado mes de junio una ampliación de capital de 94,8 millones de euros con la que captó 120 accionistas. El objetivo de la compañía es invertir unos 185 millones de euros en el mercado inmobiliario español para conformar una cartera de patrimonio en los próximos dos años.

No obstante, la socimi ha comenzado a cotizar sin haber adquirido aún ningún inmueble. «La estrategia de Trajano es diversificar su cartera a corto y medio plazo, para maximizar la rentabilidad y reducir riesgos», afirmó ayer José Moya en el debut de la compañía en el parqué. En este sentido, añadió que «la sociedad se centrará en la adquisición de oficinas y centros comerciales o logísticos; también otro tipo de activos, si cumplen con las expectativas de rentabilidad del 8% que nos hemos marcado como objetivo». La mayor parte de las inversiones se realizarán en España, pero no descarta alguna operación en Portugal.

La estrategia financiera es de perfil conservador. «Limitaremos el endeudamiento al 50% del valor de los activos», apuntó Moya (la capacidad de inversión inicial de Trajano es de unos 190 millones de euros).

Sobre la situación del sector, el presidente de Trajano considera que «el mercado inmobiliario se ha encarecido en los últimos 18 meses por una demanda creciente de inversores en busca de producto » . Esto, a su vez, « ha permitido que se dinamice un mercado que hace dos años estaba parado». Por ello, todavía existe «mucho recorrido en el valor de los activos a medio plazo y el negocio inmobiliario tendrá fuertes crecimientos en los próximos años».