Miguel Cabrera
EXPANSIÓN
Las firmas andaluzas de ingeniería, consultoras y de servicios especializados son las que más opciones tienen actualmente

España ha pasado de ser beneficiaria de programas multilaterales para países en vías de desarrollo -hasta 1986- a constituirse como el segundo de la Unión Europea con mayor volumen de negocio a través del Banco mundial entre 2009 y 2014, al adjudicarse las empresas unos 2.800 millones de euros. Las andaluzas han empezado a ver en este sector una oportunidad para su internacionalización y, pese a la elevada competencia, apuestan cada vez más por esta vía segura y atractiva de negocio.

Hasta el momento, más de una veintena de firmas de la comunidad han ganado concursos multilaterales para la provisión de bienes, servicios y obras en todo el mundo.

Aunque pueda parecer a simple vista una cifra corta, es una importante si se tiene en cuenta que se trata de concursos internacionales y muchas de ellas aún no tienen una larga trayectoria fuera de las fronteras españolas.

Licitadores

Estos proyectos son financiados por instituciones multilaterales, como el Banco Mundial o el Banco Interamericano de Desarrollo, y organismos de las Naciones Unidades, entre otros, lo que implica un alto grado de seguridad de ejecución y también de financiación. Además, abre un amplio abanico de posibilidades de negocio, teniendo en cuenta que en 2014 el volumen de licitaciones superó los 120.000 millones de dólares.

Los clientes de estos programas son gobiernos y entidades de los países en vías de desarrollo, que requieren de servicios, obras y suministros en las áreas de medioambiente, educación y sanidad, así como impulsar la creación y consolidación de un sector privado fuerte.

Junto a todo ello, la apuesta de un gran número de empresas andaluzas en el mercado multilateral tiene otras explicaciones, como es el hecho de que los sectores prioritarios coincidan con actividades en las que muchas de ellas se han especializado, como la energía y las infraestructuras.

Asimismo, las firmas de ingeniería y construcción se han visto abocadas a salir al exterior por la contracción de la demanda interna provocada por la crisis. A ello se añade el buen cartel que tienen a nivel global tras una intensa trayectoria en España en las tres últimas décadas.

Finalmente, también la Administración ha jugado un papel fundamental en el apoyo y colaboración con el tejido empresarial de la comunidad para favorecer su salida al extranjero.

En este sentido, la Agencia Andaluza de Promoción Exterior (Extenda) desarrolla desde 2003 una programación especial enfocada al mercado multilateral para ofrecer información, formación y asesoramiento. Sin embargo, ha sido en los últimos años cuando el interés por esta opción se ha incrementado de manera significativa.

Después de doce años de trabajo, la agencia cuenta ya en su base de datos con 595 empresas preparadas para presentarse a las licitaciones de estos proyectos. En la actualidad, el pergil más dinámico es el de las ingenierías, consultoras y firmas de servicios especializados.

La menos disposición de las compañías vinculadas a las obras y suministros tiene una explicación sencilla: para acceder a éstos se requiere una implantación previa en el país donde se desarrollará el trabajo, algo que pocas pueden cumplir.

Participación

Una buena prueba del interés demostrado por las sociedades andaluzas en este mercado es el hecho de que desde 2010 han sido 539 las que han participado en 91 acciones de Extenda orientadas al sector multilateral, de manera que se han registrado 1.275 participantes.

En este período la agencia también envió información sobre oportunidades de negocios a 955 firmas. El sectores servicios y el industrial fueron los más atractivos para ellas.

Los principales mercados para la comunidad dentro del sector multilateral son los latinoamericanos, sobre todo por la proximidad cultural  el idioma, aunque cada vez se apuesta más por otros destinos más vírgenes como África y Asia.