EXPANSIÓN
Andalucía presenta 517 solicitudes, lo que supone el número más elevado en su historia, con un repunte del 9,5% en un ejercicio en el que España retrocede por sector año consecutivo

Andalucía se ha acostumbrado, desde hace décadas, a ocupar el vagón de la cola en la mayor parte de las estadísticas económicas que se publican tanto en España como en los países más desarrollados.

Sin embargo, en los últimos años algunas cosas están cambiando y uno de los ejemplos de ellos es la evolución de la cifra de patentes, un termómetro que, según reconoce la propia Unión Europea, mide fielmente la salud de un territorio en el ámbito de la I+D+i.

Los datos correspondientes a 2014 reflejan que Andalucía, por primera vez en la historia, ha superado a Cataluña en el ránking nacional arrebatándole así el segundo puesto, al tiempo que recorta distancias con Madrid.

En concreto, la cifra de solicitudes ascendió a 517 frente a las 468 de un año antes, es decir, un 9,5% más, lo cual equivale a la mayor subida del país en términos tanto porcentuales como absolutos, al contabilizar 49 más. En el caso catalán, por su lado, se registra una contracción del 7,9% -hastsa un total de 512-, mientras que Madrid mejora un 2,6% tras sumar 567.

Ejercicios negativo

El repunte andaluz es especialmente destacable porque se produce en un ejercicio en el que el conjunto del país experimenta un retroceso del 4,3%, lo que supone la secta caída anual consecutiva. Sólo tres comunidades presentan resultados positivos: las dos ya citadas y Cantabria (3,4%).

El resto está en rojo, con fuertes caídas en Asturias (29,2%), La Rioja (16,1%) y Aragón (14,6%). Todo ello ha provocado que, por primera vez, desde 2002, la cifra de solicitud se sitúe por debajo de la barrera de las tres mil, quedando exactamente en 2.997.

Por el contrario, en Andalucía no han parado de crecer a lo largo de la última década a excepción de 2012, considerando el annus horribilis para esta actividad en España.

La mejor prueba de esta positiva evolución es que en 2005 se presentaron en esta comunidad 325 solicitudes de patentes frente a las 747 de Cataluña o las 501 de Madrid, según recoge el último informe de PONS -firma especializada en asesoramiento y gestión de la propiedad industrial e intelectual-, basado en datos provisionales de la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM).

Reivindicaciones

Su directora general, Nuria Marcos, señala  que «es necesario hacer una lectura profunda, porque si España quiere cambiar su modelo productivo, es fundamental invertir en I+D».

En este sentido, hace hincapié en la importancia de las patentes, «dado que son imprescindibles para proteger activos valiosos y para que así puedan llegar al mercado, pues hay que ser innovador para poder competir con países con una mano de obra mucho más barata».

La directiva subrayaba que los últimos datos de 2014 «confirman lo que ya avisábamos desde PONS: en aquellas autonomías que aún cuentan con sus presupuestos con partidas destinadas al fomento de la I+D, como Madrid y Andalucía, el resultado suele ser proporcional a la inversión realizada. Ambas comunidades deberían ser un ejemplo a seguir para el resto».

En el caso andaluz, Marcos destaca la puesta en marcha de diversas iniciativas impulsadas por la Administración autonómica como CTA o el importante esfuerzo de numerosas empresas, con Abengoa como punta de lanza.

EXPANSIÓN