Ana Soria
ABC
En 2015 devolverá unos 265 euros de media al bolsillo del contribuyente

La reforma fiscal aprobada por el Gobierno va a inyectar a la economía andaluza 863 millones de euros en 2015 para sus 3.253.628 declarantes gracias a la rebaja del IRPF (una devolución al bolsillo de los andaluces de 265 euros de media por declarante). Según Antonio Sanz, delegado del Gobierno, esto ayudará a «apuntalar la recuperación económica». El Ministerio de Hacienda acaba de calcular este impacto teniendo en cuenta la tarifa aprobada por Andalucía para 2015 en su tramo autonómico y la nueva tarifa estatal aprobada tras el RD-L 9/2015, de medidas urgentes para reducir la carga tributaria soportada por los contribuyentes.

Desde enero de 2015 aumenta la liquidez de las personas físicas a través de una «importante reducción» de las retenciones. La reforma aprobada recientemente ha permitido adelantarse seis meses a las previsiones iniciales, pues «en tres años España ha pasado de una situación de emergencia a una situación de recuperación». En concreto, desde el mes de julio la rebaja de impuestos ya ha supuesto una inyección mensual de al menos 72 millones de euros en Andalucía. El efecto de la reforma recaerá en mayor media sobre las rentas medias y bajas. En España, como consecuencia de la reforma, más de 1.600.000 personas van a dejar de tributar por el IRPF, de las cuales casi 750.0000 asalariados que ganan menos de 12.000 euros no tendrán que soportar retenciones, cobrando su salario íntegro desde enero de 2015. Sanz precisó que para aquellos que ganen menos de 24.000 euros al año, la rebaja será del 27,4%, mientras que para los que perciben menos de 18.000 euros al año, la rebaja fiscal se cifra en un 36,8%. La rebaja media en el período 2014-2016 con carácter general será del 14,6%.

En 2016 el impacto de la segunda fase de la reforma respecto al año anterior será de 192 millones adicionales para Andalucía, con una devolución media de 59 euros para los contribuyentes andaluces. La reforma del IRPF en Andalucía habrá supuesto en el conjunto de fases (2015 y 2016) una inyección de 1.055 millones de euros para los 3.253.628 declarantes andaluces, una devolución media de 324,25 euros por declarante (265 euros en 2015 y 59 euros en 2016).