La aportación de la provincia de Sevilla al Fisco estatal aumenta menos de un 1%, con 1.920 millones recaudados Los ingresos por IVA descienden casi un 4% respecto a 2015

La recaudación de la Hacienda estatal en la provincia de Sevilla se estanca. Los ingresos obtenidos durante el primer semestre de este año apenas varían de los que se consiguieron en 2015. Aunque no ha habido reducción, el aumento es prácticamente imperceptible. Una situación que evidencia la lenta recuperación económica. Se sale de la crisis, pero a duras penas. Dos impuestos lo evidencian: el IVA y el IRPF, que en la comparativa anual muestran signos negativos. El único tributo que se salda con una subida -bastante destacable- es el de Sociedades.

Sevilla y Jaén son las únicas provincias andaluzas donde la recaudación del primer semestre de 2016 se salda con un balance positivo. En el caso de Jaén, el incremento ha llegado al 28%. Este porcentaje, en Sevilla, sólo ha sido del 0,7%. Un repunte apenas perceptible. De los 1.906 millones de euros obtenidos en los primeros meses de 2015 a los 1.920 de este año. Es decir, 14 millones más. En toda la Comunidad el balance es negativo. De enero a junio, la Agencia Tributaria ha ingresado un 1% menos que hace un año. Huelva (-8,9%), Almería (-8,5%) y Córdoba (-5%) son las provincias que presentan peor saldo negativo.

En este análisis hay que centrarse en dos impuestos que sirven de indicadores del consumo y del mercado laboral. El primero de ellos es el IVA, que repercute en el consumo. En un año, la recaudación se ha reducido un 3,8%, al pasar de los 507 millones ingresados en el primer semestre de 2015 a los 488 de este ejercicio. Dicho descenso refleja una caída del consumo y, por tanto, de la capacidad de gasto de los sevillanos. Reducción que se produce tras un 2015 en el que, según la patronal de comerciantes, las ventas habían repuntado en la provincia. Habrá que esperar al segundo semestre de 2016 para confirmar si esta tendencia continúa o se invierte.

La recaudación por el IVA sólo subió en Jaén (92,6%) y en Granada (7,1%), mientras que bajó en el resto de las provincias andaluzas. A descatar el caso de Huelva, donde dicho descenso rozó el 30%. La caída más leve la registró Málaga, con sólo un -1%.

En toda Andalucía, los ingresos generados por este tributo se han reducido un 3,1%, al pasar de los 1.643 millones a los 1.592. Estas cifras quedan bastante lejanas de las alcanzadas en los años previos a la crisis. En el primer semestre de 2007, cuando los primeros síntomas de la debacle económica ni se habían detectado, la Hacienda estatal recogía en Andalucía 2.600 millones, casi mil más que ahora. En la provincia de Sevilla, durante el primer semestre de 2007, el Fisco obtuvo 745 millones. Es decir, que este impuesto genera un 32% menos de ingresos que antes de la crisis.

Otro tributo a tener en cuenta es el IRPF, que repercute sobre los trabajadores. En la primera mitad de 2016, la recaudación ha llegado en Sevilla a los 1.129 millones de euros, cantidad que supone un descenso del 1,7% respecto a los 1.149 millones del mismo periodo del año pasado. Se trata, no obstante, de la bajada más reducida que se ha registrado en estos seis meses en Andalucía. Jaén lidera, en este caso, el descenso, con un -12,9% de ingresos por este tributo .Cádiz, con una subida de un 15%, y Granada, con un incremento del 3,9%, son las únicas provincias andaluzas que presentan un saldo positivo en la comparativa del IRPF. El total regional vuelve a ser negativo, al recaudarse un 2,5% menos. En este descenso hay que tener en cuenta la segunda fase de la reforma fiscal del Gobierno de Rajoy, que incluía una nueva bajada en las retenciones de las nóminas.

EL DIARIO DE SEVILLA