ABC
Andalucía lideró el descenso del paro, con 10.373 desempleados menos, aunque sigue por encima del millón

Los datos del paro registrado en los servicios públicos de empleo continúan mejorando mes tras mes. Así, l a Seguridad Social sumó 160.579 ocupados más en el mejor marzo de la serie histórica y alcanza ya los 16.832.801 afiliados. Además, el número de parados bajó en 60.214 personas, la mayor caída en un mes de marzo en 13 años, y el total queda de nuevo por debajo de los 4,5 millones (4.451.939).

Por otro lado, a escala nacional hay otros dos datos muy significativos: uno bueno, el de la contratación indefinida, que registró la segunda cifra más alta (144.291) desde julio de 2012; y otro no tan bueno, el de la espectacular caída del índice de cobertura de los desempleados, hasta el 55,72%, el más bajo desde octubre de 2001.

En Andalucía, las buenas expectativas de la Semana Santa se han colmado con creces, lo que se ha visto reflejado en el mercado de trabajo (principalmente en el sector servicios) y en las nuevas altas a la seguridad social, que han sumado 44.158 en el mes de marzo, la cuarta parte del total nacional. El paro registrado se ha reducido en 10.737 personas en la región, el mejor dato desde el año 2002, con lo que la cifra total de desempleados se sitúa en 1.029.100, aún por encima del listón «psicológico» del millón. Desde el año 2009 no bajaba el desempleo en la comunidad autónoma en marzo.

En cifras absolutas, Andalucía encabeza el descenso nacional, aunque no en valores relativos, ya que la bajada mensual supuso un 1,03%, por debajo de la media española (-1,33%) y lejos de otras comunidades turísticas como Baleares (-6,48%).

El paro bajó en marzo en Andalucía sobre todo en los servicios (-11.308), seguidos por la agricultura (-2.701), construcción (-1.122) e industria (-940). Solo aumentó en el colectivo sin empleo anterior (+5.334), en el que se inscriben los jóvenes.

En el último año, el paro andaluz se ha reducido en 50.354 personas (-4,23%) y las nuevas afiliaciones a la Seguridad Social han superado las 100.000.

La afiliación al régimen general creció, respecto a febrero, en 142.047 personas. Los sectores más destacados son hostelería, con 45.979 personas más; construcción, que incorpora 13.151; actividades administrativas y servicios auxiliares, 12.865; Administración Pública y Defensa y Seguridad Social Obligatoria, con 10.067; educación, 7.451 e industria manufacturera, 6.913. El sistema agrario, por su parte, experimentó un incremento de 7.165, hasta sumar 749.411 ocupados. El sistema especial del empleados del hogar incorporó 2.226 afiliados.

Por su parte, el régimen de autónomos cuenta con 3.131.629 personas, tras aumentar en 16.777, de l os que 3.586 (el 21,4%) corresponden a Andalucía. La mayoría del autoempleo cread en la región se concentró en el sector de l a hostelería ( 782) y el comercio (706) y la construcción (590).

El secretario de Estado de la Seguridad Social, Tomás Burgos, calificó de «excelentes» los datos de afiliación. A su juicio, estas cifras muestran un mercado laboral especialmente activo y ratifican las expectativas para el futuro próximo. El aumento en el número de afiliados es «coherente con los niveles de crecimiento propios de una economía en fase de bonanza» y «constata el fortalecimiento del crecimiento económico», añadió.

El paro registrado bajó en 16 comunidades autónomas. Los mayores descensos en términos absolutos se anotaron en Andalucía (-10.737), Cataluña (-9.469) y la Comunidad Valenciana (-7.772). Subió, por contra, en el País Vasco (510).

En marzo se registraron 1.441.775 contratos, lo que supone un incremento del 18,5% sobre el mismo mes del año 2014. De ellos, 144.291 (el 10% del total) fueron de carácter indefinido, un 27,2% más que hace un año. En el caso de la contratación indefinida a tiempo completo, este incremento interanual se eleva hasta el 28,8%.

Los contratos de formación y aprendizaje crecieron en marzo un 43,1%, con 13.791 nuevos contratos. Además, se celebraron 5.853 contratos en prácticas, un 49,4% más que hace un año.

La secretaria de Estado de Empleo, Engracia Hidalgo, destacó que, «desde la prudencia y el gran respeto que merecen quienes buscan empleo», las reformas acometidas por el Ejecutivo han consolidado una tendencia «claramente positiva» sobre la que hay que seguir trabajando.

Por su parte, la presidenta en funciones de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, aprovechó ayer para sacar pecho y afirmar que los datos del paro del mes de marzo ponen de manifiesto que la comunidad autónoma es el «motor» y la que «tira del carro» de la creación de empleo en España.

Reacciones

La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, celebró ayer la caída del paro y el aumento de la afiliación y subrayó en una conferencia organizada por «El Economista» que para seguir por esta senda es preciso mantener la «estabilidad política» y «mayorías claras» en el Parlamento.

En ese mismo acto, los secretarios de acción sindical de CC.OO. y de UGT, Ramón Górriz y Toni Ferrer, destacaron «el aumento de los contratos precarios». El vicepresidente de CEOE y presidente de CEIM, Juan Pablo Lázaro, valoró la reforma laboral, «aunque no se ha entendido muchas veces. Hay empresas que han seguido funcionando gracias a la misma». Por su parte, el presidente de ATA, Lorenzo Amor, destacó que «los trabajadores por cuenta propia son «los protagonistas de la creación de empleo».

ABC