“Lo último que queremos en este momento es crear divisiones”, afirma Gurría

El secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), Ángel Gurría, criticó hoy las posibles sanciones a España y Portugal por el incumplimiento del déficit y pidió flexibilidad a Bruselas.

“La última cosa que queremos en este momento es crear divisiones entre nosotros aplicando sanciones que no son ni siquiera sanciones, porque tienen que ver con el pasado (…) La respuesta no son las sanciones, es la flexibilidad”, dijo durante su intervención en un foro de la OCDE celebrado hoy en Lisboa.

El dirigente mexicano criticó que la Comisión Europea hable de sanciones “a países que se desviaron del objetivo de reducción del déficit en dos puntos porcentuales” y criticó que esta penalización no tiene en cuenta la situación actual de Portugal y España.

CRISIS BANCARIA

“No toman en consideración el hecho de que cuando un país enfrenta una crisis bancaria debe hacer lo que sea necesario para mantener la estabilidad de los mercados financieros”, razonó.

Gurría destacó que la estabilidad de los bancos es importante no sólo por los banqueros y los accionistas de las entidades, sino también “por los depositantes y la confianza en la economía”.

DÉFICIT

España cerró 2015 con un déficit del 5,1 % del PIB, en el que se incluyen los 0,1 puntos que suman la ayuda financiera a la banca, frente al 4,2 % que le exigía Bruselas.

Por su parte, Portugal finalizó el ejercicio con un déficit del 4,4 %, teniendo en cuenta el impacto fiscal por el rescate del Banif, cuando tenía que haber terminado el año con el indicador por debajo del 3 %.

La CE ha dictaminado este jueves que ambos países no han tomado medidas efectivas para reducir el déficit y abrió así la vía a una posible multa, que será analizada el próximo martes en la reunión del Ecofin.

DIARIO CÓRDOBA