Antonio Fuentes
HUELVA INFORMACIÓN
Igualdad admite el “desfase” presupuestario por el que las subvenciones para colectivos desfavorecidos se pagarían con cargo a 2016

Es una de las consecuencias del cierre del ejercicio presupuestario el pasado año a finales de octubre, dos meses antes de lo normal. Una batería de subvenciones de la Junta de Andalucía se quedaron sin pagar y ese gasto la Consejería de Hacienda lo derivó al presupuesto de 2015.

A mediados del pasado agosto la Consejería de Igualdad y Políticas Sociales publicó la convocatoria de ayudas para la atención a los colectivos más desfavorecidos con sólo cuatro de las 18 líneas de actuación presupuestadas -2,4 millones frente a los 22,3 millones del año anterior- porque este año se está pagando lo comprometido el anterior, como avanzó ayer esta redacción. Y las líneas que faltan irán con cargo a 2016. María José Sánchez Rubio, consejera de Igualdad y Políticas Sociales, admitió ayer el «desfase» de contabilidad presupuestaria y el «trastorno» que va a ocasionar a las ONG de ayuda social, beneficiarios de estas ayudas junto a ayuntamientos y diputaciones.

La Junta afirma que en los próximos meses saldrá la convocatoria para las subvenciones que quedan pendientes, pero éstas se pagarán a «ejercicio vencido». Es decir, los beneficiarios que soliciten una ayuda de esa segunda parte de la convocatoria deben saber que cobrarán con cargo al ejercicio siguiente, lo que previene a muchas entidades y pone en riesgo la prestación del servicio. Entre las ayudas que faltan por convocar están las subvenciones que reciben ayuntamientos y diputaciones para Zonas con Necesidades de Transformación Social (ZNTs) y que en las pasadas órdenes contaron con un presupuesto de 2,6 millones; el fondo local para la integración de inmigrantes (1,2 millones de euros), las ayudas para discapacitados (6,6 millones), ayudas para personas mayores y temporeros o fondos para mantenimiento de centros de atención a la drogodependencia. Sánchez Rubio señaló que ese «trastorno en plazos y tiempo» no sólo va a afectar a las ONG, sino también a la Administración, que «no está acostumbrada a trabajar así» y confió en que los próximos años se incrementen estas dotaciones.

La consejera no quiso pronunciarse a preguntas de los periodistas sobre si no había otro gasto más prescindible, por ejemplo, la ampliación de la organización territorial de la Junta, con más consejerías y delegaciones provinciales en el nuevo gobierno de Susana Díaz. Al hilo de esto el portavoz del Gobierno andaluz, Miguel Ángel Vázquez, afirmó que está en proceso la reducción de altos cargos y personal eventual de la Junta en un 10% y estimó que esa reducción se producirá en un plazo «razonable». Éste es uno de los compromisos del acuerdo con Ciudadanos. Vázquez también consideró «modélica» en transparencia a la Consejería de Hacienda al ser preguntado por la no actualización de la ejecución presupuestaria en la web desde febrero. Hacienda, dirigida por María Jesús Montero, oculta la relación de subvenciones y la cantidad presupuestaria trasladada desde el pasado año al presupuesto vigente y que ha afectado a numerosas ayudas sociales, como las destinadas a la atención de los colectivos menos favorecidos. Ningún partido de la oposición se hizo eco ayer de este recorte.