La ausencia de grandes operaciones hace que el desembolso se desplome un 80% en 2015 hasta 50,5 millones

La actividad del capital riesgo en Andalucía se mantiene muy fluctuante, con picos altos y bajos de inversión. Concretamente, 2015 ha sido negativo, por la caída experimentada y por comparación con lo sucedido en el resto del país, donde el sector ha proseguido la recuperación iniciada en 2014, al subir un 15,6% tras captar 3.359 millones de nuevos fondos.

ASí, pese a la mejora generalizada, en la región la inversión se ha reducido un 80% hasta 50,5 millones de euros, según el informe de la Asociación Española de Capital Riesgo (Ascri).

El desembolso en la comunidad en 2015 representa tan sólo el 1,9% del total en España, frente a una media de los últimos nueve años del 4,6%. Ello es consecuencia de que ha habido pocas operaciones en relación al conjunto del país, al contabilizarse 28 -una más que el año anterior-, lo que supone sólo el 4,9% del total. Es la cuota más baja de Andalucía desde 2007 y desde ese ejercicio el promedio se sitúa en 65.

Pese a ello, el desplome de la inversión hay que relativizarlo, porque en 2014 la cifra se multiplicó por un gan movimiento corporativo: la compra de Deoleo por parte del fondo británico CVC, que empujó la cifra hasta los 249,3 millones.

Todo ello ha hecho que cartera a cartera, es decir, el capital acumulado, retroceda a niveles de 2010, con 433,6 milones de euros. Esta cifra reprsenta el 6% del total nacional, donde la cuantía también se reduce un 3,5% (por las desinversiones) hasta los 7.238 millones.

En 2015 Andalucía figura en novena posición dentro del ránking de CCAA y supone apenas el 1,9% del volmen, siendo superarda por Madrid (1.028,6 millones); Cataluña (879,5); Galicia (213,1), Valencia (112,2); Castilla y león (100,9); País Vasco 95,3); La Rioja (85,3) y Navarra (71).

En número de operaciones mejora algo y aparece en sexto lugar, tras Cataluña (168), Madrid (131), País Vasco (51), Galicia (51) y Valencia (33).

Según recoge el informe de Ascri, el capital privado es el que sufre el mayor bajón, hasta los casi 40 millones, mientras que el público (CDTI, Enisa y similares) sube desde los 5,3 millones de 2014 a los 7,1 millones del pasado ejercicio.

El peso de los vehículos creados por administraciones en las empresas andaluzas es mayor al del privado, al copar un 7% del total nacional. En este caso, es la cuarta comunidad con la mayor cuantía tras Madrid, Cataluña y Valencia.

En cuanto a venture capital (inversiones en las primeras etapas de un proyecto), Andalucía aumentó su peso, al subir un 33,3% el volumen de inversión de entidades de capital riesgo nacionales privadas. Pasa de 7,8 millones en 2014 a 10,4 millones en 2015. Ello supone el 9% de lo registrado en España, sólo por detrás de Cataluña y Madrid. En número, se registraron 16 de esta modalidad, lo que supone un 6% del total y un incremento del 60% en relación con el año anterior.

En cuanto a las inversiones efectuadas por entidades de capital riesgo internacionales, Andalucía no refleja ninguna cantidad significativa.

Por otro lado, las start up andaluzas recibieron 24,5 millones de euros en financiación en 2015, un 78,8% más respecto al ejercicio precedente, cifra que supone el 3,7% del total.

Se contabilizan 89 operaciones, el 5,8% del total, lo que incide en que hay más firmas, pero más pequeñas, y un incremento del 48,3% en relación a 2014.

EXPANSIÓN