Encarnación Freire
ABC
Persán, Heineken, Cobre Las Cruces y Renault creen que la colaboración con el mundo académico es insuficiente

Una representación de la élite industrial sevillana estuvo ayer en el salón de grados de la Escuela de Ingenieros de la Hispalense, para exponer la fortaleza de este sector y neutralizar un pesimismo muy extendido sobre su potencial en Andalucía. Altos directivos de Cobre Las Cruces (CLC), Heineken, Renault y Persán mantuvieron un coloquio con los estudiantes dentro de la iniciativa «Sevilla es Industria», que impulsan estas cuatro multinacionales y Siderúrgica Sevillana. El ciclo continuará en la Universidad Loyola y en la Facultad de Empresariales de la Pablo de Olavide.

La coincidencia en que los acuerdos de colaboración entre la Universidad y la empresa son «insuficientes» y en que hay que «mejorarlos por las dos partes» fue una de las síntesis de este encuentro. Y ello pese a que en las cuatro compañías citadas, las becas y los programas de prácticas para postgraduados son tradicionales.

Antonio Somé, consejero delegado de Persán, planteó la carencia de la oferta formativa en España en el terreno de la Formación Profesional, que aporta apenas un 10% de la mano de obra formada, muy por debajo de los porcentajes que hay en otros países. El máximo ejecutivo del primer fabricante español de detergentes cree que «dar un pasó más allá en la colaboración para compartir las experiencias en las aulas con la puesta en práctica en las empresas». Persán emplea a 800 trabajadores, de ellos 250 universitarios (68 ingenieros) y es una de las firmas sevillanas con más atractivo laboral.

Por su parte, Juan Román, director de Relaciones Institucionales de CLC, señaló que la colaboración «no llega al nivel de intensidad que debería tener» pese a que la universidad y la empresa «se necesitan mutuamente». El directivo propuso a la Escuela de Ingenieros que realice una labor de consultoría para «explorar qué puede aportar a la industria y hacerlo atractivo para las empresas » . Esta compañía minera tiene un 85% de titulados, el 41% con estudios superiores.

Alfonso García-Agúndez, director de Renault de Sevilla, planteó que los estudiantes de ciertas asignaturas de ingeniería deberían conocer el entorno industrial para realizar «proyectos que sean útiles para las empresas locales». Renault emplea a 1.200 personas en Sevilla y es la primera factoría de cajas de cambio del grupo de automoción.

Francisco Ruiz, director de Producción de Heineken España, subrayó que «hay que limar los obstáculos para que la interacción con la empresa sea mayor». Entre estas barreras citó el secreto industrial , los currículos no adaptados y los acuerdos administrativos. La multinacional cervecera tiene en Sevilla su planta más moderna de Europa y emplea en España a 2.300 personas.