La industria española ha tomado fuerza en septiembre, con un tirón de los pedidos y el empleo

En concreto, el índice PMI manufacturero se ha situado en septiembre en los 52,3 puntos, frente a los 51 puntos que registró en agosto, según ha hecho hoy público Markit, que elabora este estudio a partir de 400 encuestas a compañías del sector.

Este indicador acumula 34 meses seguidos con crecimiento. En septiembre, en concreto, han sido relevantes los nuevos pedidos y el empleo, que han intensificado su aumento respecto a agosto. Pese a ello, las firmas del sector ha reducido sus stocks, lo que sugiere que a los empresarios “les gustaría ver un crecimiento más sostenido de los nuevos pedidos antes de mostrarse más seguros respecto a las perspectivas a corto plazo”, indican en Markit.

Los costes ha alcanzado su nivel máximo en catorce meses debido al aumento del precio del acero y de los productos alimentarios. Pero las presiones competitivas y la demanda frágil han llevado a los fabricantesa reducir levemente sus precios cobrados, poniendo fin a una secuencia de dos meses de inflación.

Andrew Harker, economista senior de IHS Markit y autor del informe, destaca que “la incipiente recuperación de los nuevos pedidos en el sector manufacturero español continuó en septiembre, inyectando vida al sector, por lo que se espera que marque el fin del reciente deterioro leve”.

Acelerón en la zona euro

En la zona euro, el índice de septiembre se ha situado en los 52,6 puntos, frente a los 51,7 puntos de agosto. La lectura media del tercer trimestre ha sido de 52,1 puntos.

El crecimiento de la producción industrial de la zona euro se ha acelerad, ya que los nuevos pedidos recibidos han aumentado al ritmo más rápido en tres meses. “La mejora del flujo de los nuevos pedidos refleja una mayor demanda de los clientes nacionales e internacionales”, asegura Markti.

EXPANSIÓN