La patronal agrupa empresas como El Corte Inglés, Ikea, Cortefiel, Eroski, Carrefour, Fnac o Bricomart

Las ventas en la gran distribución han subido un 3%, hasta 39.015 millones en el 2015, según los datos facilitados ayer por la Asociación Nacional de Grandes Empresas de Distribución (Anged). Las compañías asociadas a esta patronal han creado 6.725 nuevos puestos de trabajo en el último año, hasta alcanzar una plantilla de 228.123 personas, y 228 nuevos establecimientos.

La patronal agrupa empresas como El Corte Inglés, Ikea, Cortefiel, Eroski, Carrefour, Fnac o Bricomart, entre otras. El informe recoge que las ventas en el 2015 del conjunto del sector minorista se estiman en 207.937 millones y las empresas de Anged representan un 18,8% del total. Al encuentro acudieron algunos presidentes, como el de El Corte Inglés, Dimas Gimeno, al que no es habitual ver en actos públicos.

Alfonso Merry del Val, presi­dente de Anged, apuntó que en cinco años cada ciudadano tendrá “siete aparatos conectados a internet”, con lo que la omnicanalidad es lo que prima ahora en las cadenas de distribución. También recordó que donde se han liberalizado los horarios comerciales, el empleo ha crecido.

En Catalunya, recoge el informe, se han creado 15.500 puestos de trabajo entre el segundo trimestre del 2012 y el cuarto del 2015. Por su parte, el secretario de estado de Comercio, Jaime García-Legaz, criticó un año más a la Generalitat por mantener el impuesto a las grandes superficies, lo “que puede ser una amenaza para el pequeño comercio si el derecho comunitario les obliga a pagarlo con carácter retroactivo”.

En la asamblea anual, Del Val reclamó la constitución de un gobierno estable para abordar cuestiones como “la unidad territorial o el modelo educativo”. Advirtió que la estabilidad “institucional y política” es indispensable para el crecimiento económico. Y recordó que hay temas sobre la mesa, como “la reforma institucional, la lucha contra la corrupción y la respuesta a los compromisos presupuestarios asumidos con Bruselas, cuya resolución es urgente y requiere consenso”.

LA VANGUARDIA