Bajo el título «10 razones para que el Reino Unido se mantenga como miembro de la Unión Europea», la CEOE destaca que «para España y sus empresas, (el país) es un socio estratégico de enorme relevancia»

La Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) se sumó hoy al debate en el Reino Unido sobre el «Brexit», al difundir diez razones por las que los británicos deberían votar por permanecer en la Unión Europea (UE) en el referéndum del 23 de junio.

La secretaria general de la CEOE, Ana Plaza, asistió el miércoles en Londres, junto con representantes de otras patronales europeas, a una reunión con el primer ministro británico, David Cameron, quien les pidió apoyo para defender la permanencia.

Fruto de esa cita, la CEOE y varias empresas españolas con intereses en el Reino Unido decidieron elaborar el comunicado que hoy se difunde, en el que alertan de las consecuencias económicas del «Brexit» o salida de ese país de la Unión.

Bajo el título «10 razones para que el Reino Unido se mantenga como miembro de la Unión Europea», la CEOE, que subraya su respeto por «la decisión soberana» del pueblo británico, recuerda que, «para España y sus empresas, (el país) es un socio estratégico de enorme relevancia».

Entre las razones que favorecerían su permanencia destacan que «la economía británica será más próspera» si se queda en la UE”, pues le da acceso «a un mercado de 500 millones de habitantes».

Para el bloque europeo, es muy positiva la aportación del Reino Unido, dado que tiene «una visión y una cultura normativa claves para fomentar la competitividad, la desregulación, la libertad comercial y para favorecer la actividad empresarial».

La CEOE resalta la contribución que los diferentes gobiernos británicos han hecho al proyecto europeo y al desarrollo de mercados como el digital o de energía y recuerda que «el actual marco europeo garantiza un conjunto de derechos sociales y sanitarios a los 1,2 millones de residentes británicosen el resto de la UE», de los cuales casi 300.000 viven en España.

Las empresas españolas advierten asimismo en su comunicado de que «el procedimiento de salida de la UE sería muy complejo y requeriría muchos años para completarse», lo que crearía «un periodo de elevada incertidumbre» con consecuencias para la inversión, el crecimiento y el empleo.

La salida del Reino Unido «afectaría además a la cohesión interna», pues fomentaría debates similares en otros países europeos y «supondría una pérdida de credibilidad para el proyecto europeo de integración», sostienen.

La CEOE cree que ningún Estado miembro de la UE es capaz por sí mismo «de competir en las mejores condiciones en una economía cada vez más globalizada». Admite también que «una UE sin el Reino Unido quedaría muy debilitada». «Una eventual salida del Reino Unido tendría un efecto sistémico para el conjunto de la Unión Europea», alerta la patronal española, que concluye que «su permanencia es clave para los ciudadanos y empresas del Reino Unido, de España y del conjunto de la UE».

ABC