ABC

La asamblea de la patronal aprobó el nuevo código ético y la reforma de los estatutos
La Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA) sufrió en 2014 su cuarto año consecutivo de pérdidas. Las cuentas de la patronal arrojaron un desequilibrio de 2,7 millones de euros, que se corresponde con un resultado operativo negativo de 415.000 euros, al que se unen los gastos financi eros y de amortización ( 1 , 39 millones) y los costes de reestructuración (casi un millón de euros). «Estos datos suponen que en el primer ejercicio de la nueva junta directiva se ha logrado disminuir el déficit un 60% respecto al año anterior e iniciar una senda de equilibrio presupuestario», según apuntó ayer en un comunicado la organización que preside Javier González de Lara.
Los primeros números rojos de la CEA fueron en el ejercicio 2011, cuando el desajuste fue de 2,1 millones de euros. El déficit se disparó en 2012 a los 12,4 millones y en 2013 se situó en 6,8 millones. En total, en los últimos cuatro años la organización ha sumado unas pérdidas de 24 millones de euros. El contrapunto positivo es que «el pasado ejercicio se consolidó el nivel de ingresos por cuotas y se logró prácticamente eliminar deudas con proveedores comerciales, culminar el proceso de reestructuración de la plantilla y acotar el nivel general de gastos a través de un ejercicio continuo de austeridad». Con estos mimbres, «la situación de la organización sigue siendo compleja, pero el deseable equilibrio financiero se encuentra cada vez más cercano». González de Lara anunció a fines del pasado año que firmará una hipoteca sobre la sede de la CEA en Sevilla con Popular, BBVA y Unicaja por 7,8 millones de euros La asamblea general de la CEA aprobó ayer el presupuesto de ingresos para 2015, que asciende a 4,6 millones de euros, para un gasto de explotación previsto de 4,07 millones, que sumados a los gastos financieros suponen un total de 4,59 millones. Previamente, se desarrolló la asamblea extraordinaria, que aprobó la Reforma de los Estatutos de la organización, el Código Ético y de Buen Gobierno y las Instrucciones Internas de Contratación.
]]>