Los precios bajaron al -0,6% en julio, la menor caída desde el pasado mes de enero

El Índice de Precios al Consumo (IPC) siguió cayendo en julio a un ritmo del -0,6% tras una caída del -0,8% en junio, con lo que se alcanzan siete meses con el indicador en terreno negativo y 12 meses con valores por debajo o igual del 0,0%. No obstante, es la menor caída desde enero, cuando los precios cayeron un 0,3%.

La caída de los precios se moderó dos décimas por la influencia al alza subida del coste de los alimentos y bebidas no alcohólicas en este mes, frente a la bajada que experimentaron un año antes, y compensa el efecto a la baja de las rebajas de verano de julio.

En comparación mensual, los precios de consumo en julio registraron una tasa de -0,7% respecto a junio, cuando cayeron un 0,8%.

En cuanto a la variación anual del IPC armonizado (IPCA), que mide la evolución de los precios en todos los países de la zona euro, los precios cayeron un 0,6% interanual, tres décimas menos que un mes antes. La variación mensual del indicador adelantado del IPCA se situó en julio en el -1,3%.

El dato, cuyo adelanto publica hoy el Instituto Nacional de Estadística (INE), no se confirmará hasta el próximo 12 de agosto, fecha en la que se desglosan los principales componentes de la evolución del indicador, por lo que podría sufrir ligeras variaciones al alza o a la baja.

EXPANSIÓN