S. Alcelay
ABC
Las importaciones de petróleo disminuyen un 33,2% en España hasta octubre

El año se cerrará con un déficit comercial inferior al que España tenía hace un año. Hasta octubre, la diferencia entre exportaciones e importaciones se redujo un 2,7% hasta los 20.530 millones, según los datos que hizo públicos ayer el Ministerio de Economía. Aunque aún faltan por conocer los resultados de los dos últimos meses, es ya prácticamente imposible que el ejercicio cierre con un desequilibrio superior al registrado en 2014, cuando el déficit rozó los 25.000 millones de euros. Esta mejor evolución se ha producido por el tirón de las exportaciones, que han logrado un nuevo máximo histórico y por las menores importaciones, que crecieron por debajo de las ventas.

Y en esas menores compras al exterior ha sido determinante la caída en los precios del petróleo. Entre enero y octubre, las importaciones de crudo bajaron un 33,2%, lo que ha permitido pasar de una factura de 37.665 millones de euros en 2014 a otra de 25.176 millones. En total, un ahorro de 12.489 millones de euros. Esta menor carga ha supuesto un respiro para las cuentas públicas. El barril de Brent, de referencia en Europa, ha caído durante este año un 32%. Ha pasado de los 53 euros con que empezó este año a los 36 euros con los que cerró ayer, en niveles de 2004.

Las previsiones de ahorro que maneja el Ministerio de Economía son más ambiciosas. La pasada semana el ministro de Economía, Luis de Guindos, estimó que el ahorro para España podría llegar a los 17.000 millones de euros durante este ejercicio. Mientras, las exportaciones crecieron un 3,8% entre enero y octubre hasta los 208.430 millones, lo que supone un nuevo máximo histórico, según Economía. Los resultados acumulados para España están en línea con los obtenidos por nuestros principales socios de la zona euro. Así, las exportaciones en los países de moneda común aumentaron un 4,2% interanual, y las de la UE-28 seis décimas más, el 4,8%. Por países, nuestra tasa es similar a la de Francia (3,9%) e Italia (3,5%), superior a la de Reino Unido (-1,6%) y Estados Unidos (-6,5%) e inferior a la de Alemania (6,7%) y Japón (5,5%).