La cifra de la balanza por cuenta corriente multiplica por más de seis el registrado en el mismo periodo de 2015, según datos del Banco de España

La balanza por cuenta corriente, que mide los ingresos y pagos al exterior por intercambio de mercancías, servicios, rentas y transferencias, registró un superávit de 6.300 millones de euros hasta junio, lo que supone multiplicar por más de seis el registrado en el mismo periodo de 2015 (1.000 millones de euros), según datos del Banco de España.

Este superávit fue consecuencia del saldo positivo de 14.600 millones de la balanza de bienes y servicios (frente a los 10.900 millones de hace un año), con una aportación de 14.800 millones de turismo y viajes.

En cambio, el saldo de las rentas primaria y secundaria (rentas del trabajo, de la inversión, impuestos, cotizaciones, prestaciones sociales y trasferencias corrientes) fue negativo y registró un déficit de 8.300 millones, aunque fue menor que los 9.900 millones de los seis primeros meses de 2015.

ABC