Luis Montoto
ABC
El grupo de capital riesgo se hace con un 40%, mientras que Banco Santander controla otro 40% y José María Pacheco mantiene un 20%

El grupo Konecta —especializado en la externalización de procesos de negocio (BPO)— ha dado un paso decisivo para lograr uno de sus principales objetivos: alcanzar un negocio de 1.000 millones de euros anuales para convertirse en uno de los líderes mundiales de su sector. Para ello, su presidente y fundador José María Pacheco, así como su actual accionista mayoritario, Banco Santander, han sellado un acuerdo con el fondo de capital riesgo PAI Partners, que desembarcará en el accionariado del grupo con un 40% de l os títulos. Tras esta operación, Banco Santander tendrá otro 40%, mientras que el empresario sevillano José María Pacheco controlará el 20% restante (es decir, mantendrá el mismo porcentaje que hasta ahora). A su vez, salen del capital de la compañía algunos socios minoritarios, como Liberty Seguros. El importe global de la adquisición no ha trascendido.

Se trata de un movimiento empresarial con sinergias para las dos partes. Por un lado, PAI Partners —una de las principales firmas de «private equity» de Europa— entra en una compañía que ha sido capaz de consolidar «una etapa de expansión rápida y sostenida con desarrollo orgánico, con tasas de crecimiento del 16% en los últimos cinco años», según fuentes cercanas a la operación. Konecta espera cerrar este ejercicio con unas ventas cercanas a los 500 millones de euros y una plantilla de más de 25.000 personas (de ellos, el 80% se dedica a proyectos de valor añadido en tecnología, diseño de software o finanzas, mientras que apenas un 10% hace labores de lo que se conoce como call center). En paralelo, Konecta l ogra una inyección de capital que le permitirá «jugar un papel muy relevante en el proceso de concentración del sector de BPO, que ha experimentado un crecimiento muy significativo en estos últimos años, con perspectivas de mantener la tendencia».

Tras la entrada de PAI Partners la firma ya está «analizando posibles adquisiciones tanto en España, como en Europa e Iberoamérica, mercados con gran potencial y en donde la compañía ya cuenta con una importante presencia». Como telón de fondo, «el gran objetivo es consolidarse como uno de los principales y más eficientes operadores a nivel mundial y alcanzar los 1.000 millones de euros de ventas en pocos años».

Konecta es un referente nacional en la prestación de servicios externalizados como la atención y retención de clientes, gestión de cobros, marketing o ventas. Actualmente más del 30% de sus ingresos procede del mercado exterior, gracias a su presencia en países como Chile, México, Argentina, Colombia, Perú o Brasil.

Cuando hace dos años José María Pacheco detalló que los planes de la compañía pasaban por multiplicar su cifra de negocio, ya apuntó que « el reto de alcanzar los 1.000 millones de euros de ingresos se debía a que era una cifra mágica, pues significa que se reduce la dependencia de un solo cliente, se logran economías de escala importantes, mejoran las fórmulas de financiación y se compite de tú a tú con los líderes mundiales».

Para llegar a esa meta, Pacheco anticipó que habría que hacer algún planteamiento estratégico en el accionariado, como una ampliación de capital, ya que el crecimiento orgánico no es suficiente para alcanzar esa dimensión. Finalmente, esta maniobra se ha materializado con el desembarco de PAI Partners, un grupo que ha liderado más de 200 adquisiciones de compañías en las últimas dos décadas.

Empleo en Sevilla

Konecta tiene en Sevilla dos de sus principales centros —en la Isla de la Cartuja y en Bollullos de la Mitación— que superan los 3.500 trabajadores. La vocación de la compañía es seguir creando empleo en la capital hispalense, dado el origen sevillano de José María Pacheco. Bajo esta premisa, en las próximas semanas la empresa le expondrá sus planes de crecimiento a las distintas administraciones públicas, dado que existe la posibilidad de ampliar en el futuro esta presencia en Andalucía.