Simón Onrubia
EXPANSIÓN
El reto es que las exportaciones alcancen el 20% del PIB y que haya 20.000 compañías que vendan en el exterior

El sector exterior continuará siendo uno de los pilares principales de la política económica andaluza durante los próximos ejercicios, siguiendo así la estela de estos años de crisis en los que las exportaciones se han convertido en el gran salvavidas del PIB regional. Ahora, la Junta ha elaborado un nuevo plan de internacionalización hasta 2020 que contempla una inversión inicial de 289 millones de euros -revisables en 2017-. Esta cantidad supone un incremento del 15,6% con respecto al programa en vigor.

Los objetivos prioritarios del aprobado ayer en Consejo de Gobierno son cinco: situar las ventas al exterior en el 20% del PIB frente al 18,2% actual; llegar a 20.000 empresas exportadoras; alcanzar los 425.000 empleos vinculados a la exportación; sumar 25.000 millones de euros en exportaciones no energéticas; y aumentar la diversificación de destinos, situando más de la mitad de lo comercializado en mercados de fuera de la Unión Europea.

En el último lustro Andalucía ha batido, año tras año, todos sus récords exportadores culminando en 2014 con 26.512 millones de euros. Esta cifra supone un incremento del 83% con respecto a los resultados obtenidos en 2009, es decir, la mayor subida porcentual de las siete comunidades más punteras en este ámbito. Además, equivale a 33 puntos más que la media de España y 43 por encima de la Unión Europea. Al margen de las grandes cifras, un aspecto igualmente destacable es que la dependencia del mercado comunitario ha ido reduciéndose paulatinamente hasta representar en la actualidad el 54% de la factura total, 8,2 puntos menos que el conjunto del país.

El crecimiento experimentado por la región en estos ejercicios le ha permitido escalar puestos en le ránking de CCAA más exportadoras desde el quinto puesto en 2009 al tercero que ocupa en la actualidad, prácticamente empatada con el segundo (Madrid), aunque todavía lejos de Cataluña, el líder con gran diferencia sobre el resto.

Andalucía cuenta con 19.061 firmas que venden fuera, un 15% más que en 2009 y con 309.412 empleos ligados a la internacionalización, con un alza del 68% en comparación a dicho ejercicio.

El programa Horizonte 2020 contempla programas específicos -que se ejecutarán a través de la agencia pública Extenda- para estimular la salida al exterior de las empresas, “así como para contribuir a que las compañías que ya operan en los mercados internacionales lo hagan cada vez en mayor medida, y generando con ello efecto arrastre en sus sectores y ámbitos productivos”, señalaron ayer desde el Ejecutivo autonómico.