El déficit de las Administraciones Públicas, excluyendo a las corporaciones locales y las ayudas financieras, se redujo un 11,2% hasta octubre y ascendió a 43.115 millones de euros, el 4,05% del PIB. En este mismo periodo, el saldo del Estado alcanzó los 35.561 millones hasta noviembre, el equivalente al 3,34% del PIB y un 10,3% menos que en el mismo periodo de 2013. Estas cifras son compatibles, según el Ministerio de Hacienda, con el objetivo de reducir el déficit al 5,5% del PIB en 2014, algo que se podrá conseguir gracias a la constante mejora de la recaudación gracias a la recuperación.

El saldo registrado entre enero y octubre se desglosa en un déficit de la Administración Central de 28.470 millones, el 2,68% del PIB; un déficit autonómico de 14.167 millones, el 1,33% del PIB; y un déficit de la Seguridad Social de 478 millones, el 0,04% del PIB.

Las comunidades superan así en algo más de tres décimas su objetivo anual en los primeros diez meses del año. Extremadura (2,29%), Murcia (2,22%), Andalucía (1,84%), Cataluña (1,76%), Comunidad Valenciana (1,57%), Castilla-La Mancha (1,46%), Aragón (1,24%) y Madrid (1,11%) son las ocho comunidades que superan hasta la fecha el límite marcado del 1% para estas administraciones. Galicia (1,03%) y Castilla y León (1,03%) están en el límite y el resto cumplen: Cantabria (con un agujero del (0,96%), Baleares (0,92%), La Rioja (0,92%), Navarra (0,86%), Asturias (0,62%), País Vasco (0,42%) y Canarias (0,31%).

En el caso de la Seguridad Social, el déficit de este pilar del Estado del Bienestar se explica principalmente por las cuentas del Servicio Público de Empleo Estatal (SPEE), que amplió su superávit hasta el 0,53% del PIB, mientras que el Sistema de la Seguridad Social registró un déficit del 0,51% del PIB y el Fogasa contabilizó un desfase en su Presupuesto del 0,07% del PIB.

RECAUDACIÓN

Las cifras del Estado van siempre un mes por delante de del las déficit público del conjunto de las administraciones y muestran una disminución superior al 10% hasta noviembre.

En porcentaje del Producto Interior Bruto, la cifra de la Administración central se sitúa en el 3,34% y muestran cierto margen de cara al objetivo del 3,5% fijado para el conjunto del año.

El déficit registrado hasta noviembre es consecuencia de unos ingresos de 156.812 millones de euros, un 4,3% más que lo registrado un año antes, y unos gastos de 192.373 millones de euros, lo que supone un incremento del 1,3%. En términos de caja, que computa los ingresos y gastos cuando realmente se producen, el déficit del Estado se situó en 26.498 millones de euros, el 2,49% del PIB.

La recaudación total hasta septiembre ascendió a 183.149 millones de euros, frente a 171.816 millones en 2013, lo que supone un incremento del 6,6%.

EXPANSIÓN