Veinte grandes empresas (12 de ellas, del Ibex), se comprometerán mañana a impulsar, con más inversiones, la reducción de emisiones y la eficiencia energética

El mundo empresarial va a dar un paso adelante en la lucha contra el cambio climático. Una veintena de grandes grupos se ha sumado hasta ahora al Grupo Español para el Crecimiento Verde, que presentará mañana una declaración conjunta en la que las compañías se comprometen a impulsar la lucha contra el calentamiento global reduciendo emisiones, impulsando el uso de energías renovables y mejorando la eficiencia energética.

En concreto, en la declaración de las empresas, a la que ha tenido acceso EXPANSIÓN, éstas se autoimponen la tarea de “considerar los riesgos y oportunidades ligados al cambio climático como parte de su estrategia de negocio, evaluar en este contexto su propia huella de carbono, así como establecer objetivos para reducir las emisiones e informar públicamente respecto de sus logros”.

Todo ello pasando de un modelo basado en la compra de derechos de emisión de gases de efecto invernadero a otro sustentado en las inversiones en innovación, tal como ha propuesto la ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, que tutela el grupo.

Este nuevo escenario “implica un desafío tecnológico de primer orden”, según la ministra, ya que “quienes primero consigan producir en esas condiciones [más sostenibles medioambientalmente] tendrán una ventaja competitiva sobre los demás, lo que compensará, sin duda, su esfuerzo e inversión”.

Doce de las empresas del Grupo de Crecimiento Verde pertenecen al Ibex: Acciona, BBVA, Iberdrola, Gas Natural, Ferrovial, OHL, Técnicas Reunidas, Banco Santander, FCC, Mapfre, Inditex y Telefónica. Otros ocho miembros son: Mango, NH Hoteles, Isover, Renfe, Heineken, Ecoalf, Ence y Grupo Hera. Eso sí, el grupo está abierto a nuevas incorporaciones (las peticiones se suceden, según fuentes gubernamentales).

El grupo, que ya ha tenido una reunión, se pondrá definitivamente de largo mañana, en el I Foro Español de Crecimiento Verde, con la participación de la ministra; del secretario de Estado de Medio Ambiente, Francisco Ramos; de directivos de Acciona, Ferrovial e Iberdrola, y de expertos en cambio climático, como José Manuel Moreno, uno de los vicepresidentes del Paner Intergubernamental de Cambio Climático (IPPC).

El texto de adhesión que han preparado las compañías reconoce que los últimos “hallazgos científicos y valoraciones económicas evidencian la necesidad de alcanzar compromisos a escala global”. “Las empresas adheridas al Grupo Español para el Crecimiento Verde valoran muy positivamente” el acuerdo del último Consejo Europeo. En concreto, en sus tres principales puntos: “Reducir, al menos, un 40% las emisiones de gases de efecto invernadero en el año 2030 respecto a los niveles de 1990”, “incrementar la aportación de energías renovables hasta alcanzar un 27% de la energía final consumida en Europa en 2030” y “mejorar la eficiencia energética un 27% en 2030 respecto del escenario tendencial”.

Esta agenda servirá, según las grandes firmas españolas, “para afianzar una economía europea más innovadora y competitiva, con una mayor seguridad e independencia energéticas”.

Asimismo, consideran que una hoja de ruta hacia una economía de bajas emisiones “encierra grandes oportunidades para amplios sectores de la economía española, las cuales solo podrán materializarse mediante una colaboración a largo plazo entre el Gobierno y las empresas”.

Todo ello tiene como faro la reunión por el clima de París 2015, que marcará el camino post Kioto (a partir de 2020).

EXPANSIÓN