El montante estimado para el ejercicio en curso supone un incremento del 11,5% con respecto a los números obtenidos en 2013, gracias especialmente a la evolución del aceite

Rozando la barrera de los 11.000 millones de euros. Ahí se situará el valor de la producción agraria de Andalucía durante este año. Al menos, así lo prevé la consejería del ramo, que fija en un 11,5% el incremento con respecto a los 9.780 millones del anterior. En concreto, serán 10.959 millones gracias al crecimiento del 160% en aceite de oliva -que bate récords tras una baja campaña- y del 98% en la remolacha.

De confirmarse sus estimaciones, se volvería a la senda del crecimiento tras la caída de 2013. La subida porcentual es aun mayor si se toman como referencia los datos ofrecidos ayer por Analistas Económicos, en un acto en el que estuvo presente la consejera Elena Víboras. Y es que la sociedad de estudios de Unicaja rebaja a 9.297 millones la producción agraria de 2013.

Descensos

Al margen de discrepancias concretas, lo que parece evidente es que las cifras crecerán con fuerza en 2014, y ello pese a que en la última parte del año se han detectado descensos en la aceituna, el vino y la uva, con escasez de producto en el mercado pero «buenas expectativas de comercialización», señaló Víboras

Estas previsiones llegan después de que la campaña 2013 registrase una fuerte caída del olivar, lo cual pasó una importante factura al campo andaluz.

Según los datos de Analistas Económicos, la producción durante el año pasado fue de 9.300 millones de euros, el 21% de total nacional y un alza del 1,8% gracias exclusivamente a la mejora de los precios, pues el valor en términos reales cayó un 4%.

El sector oleícola, segundo en tamaño tras las hortalizas, es el que impidió unas mejores cifras, dado que la caída del valor nominal ascendió al 65%, si bien los precios se incrementaron en un 30%.

Como contrapartida, las hortalizas -que representan el 40% del total del sector- y la aceituna regustraron subidas superiores al 6%.

Gran parte de la producción agroalimentaria generada por el campo andaluz se vendió a los mercados internacionales. Se exportaron 7.300 millones de euros, un 4,5% más que el año pasado. Eso permitió que, de nuevo, Andalucía lograra un importante superávit comercial en el sector, en concreto, de 4.319 millones.

En cuanto a la renta agraria, la sociedad de estudios de Unicaja refleja que se situó en 2013 en 6.876 millones de euros. Se trata de un ligero incremento del 1,7%, muy por debajo del 7,7% de media nacional. Con estos guarismos, Andalucía representa el 28,5% del total nacional.

EXPANSIÓN