ABC
El Satse cree que es el resultado del modelo que recorta gastos para repartir productividad a directivos

Enfermeros empleados por el Servicio Andaluz de Salud (SAS) en los centros sanitarios de Córdoba con sueldos limosneros. El Sindicato de Enfermería (Satse) denunció ayer que la Junta abona las jornada de trabajo de diez horas en turno de noche «a precio de saldo, concretamente a tres euros brutos a la hora, que disminuyen a dos euros a la hora cuando se sobrepasan las 71 al mes en jornadas de trabajo nocturno». Estas diez horas de trabajo nocturno comprenden desde las 22.00 hasta las 8.00 horas del día siguiente, según informa la entidad sindical.

Satse lamentó, además, que el profesional «ha de llevarse la fiambrera con la cena de su casa o pagarla en la cafetería del Hospital, en cuyo caso los treinta o veinte euros brutos que percibe después de diez horas ininterrumpidas de trabajo nocturno se ven mermados sensiblemente por este gasto adicional inevitable como es que el profesional se tenga que alimentar en 10 horas de trabajo ininterrumpido nocturno».

Para Satse, esta situación «es inaceptable y evidencia importantes tintes de comportamientos tercermundistas y discriminatorios con los profesionales de Enfermería, a los que la Administración sanitaria cordobesa y andaluza machaca sistemáticamente cada vez que tiene la oportunidad». El sindicato que dirige en Córdoba Manuel Cascos ve en esta actitud de la Administración autonómica un agravio profesional con los facultativos. «Este trato a los enfermeros se produce mientras el SAS mima y cuida con generosidad incomprensible y corporativa al colectivo médico, a pesar de que en nuestros hospitales son los profesionales de Enfermería los únicos profesionales cualificados académica y científicamente que garantizan la Atención sanitaria y cuidados de manera ininterrumpida al lado del paciente».

Al tiempo, Satse advierte de las consecuencias para los pacientes que puede tener este tipo de prácticas laborales. «Hay que tener en cuenta —indica— que estos profesionales cuidan y atienden a personas ingresadas con serios problemas de salud y por tanto en contacto permanente con el sufrimiento y la enfermedad de quienes la padecen y necesitan ayuda».

Recortes y productividad

Las conclusiones de Satse acerca del exiguo abono de los turnos de noche son claras: entran en contradicción con la alimentación de una estructura de dirección muy costosa. Por ello, el Sindicato de Enfermería demanda al SAS que «se preocupe más y de verdad por los profesionales y de manera especial por los profesionales de enfermería, en lugar de alimentar cada día entre los directivos una obsesión enfermiza por cuadrar las cuentas de resultados económicos para luego repartir beneficios entre Directores de Unidades de Gestión Clínica y Directivos, en concepto de retribuciones por productividad».

Sobre la denuncia sindical el SAS replicó a Satse a través de un comunicado enviado a este periódico que «todos los enfermeros reciben su salario, al que cuando trabajan en turno de noche se suma un incentivo de tres euros por hora en concepto de nocturnidad».

ABC