Florencio Rodríguez
DIARIO CÓRDOBA
Los socialistas aventajan en 5,4 puntos al PP, que sigue en caída y podría ceder hasta 11 diputados

A dos meses de la celebración de las elecciones generales, con fecha anunciada el domingo 20 de diciembre, el PSOE mantiene su condición de fuerza política más votada en Andalucía y ganaría en la comunidad los comicios para renovar el Congreso de los Diputados con 25 escaños –sobre 60– y una estimación de voto del 33,9%, según concluye el sondeo elaborado –con datos del pasado septiembre– por la empresa Celeste-Tel y facilitada a varios medios de comunicación andaluces. Con este probable resultado, los socialistas encadenarían su cuarto triunfo electoral consecutivo en Andalucía después de las elecciones europeas de mayo de 2014, las autonómicas de marzo de 2015 y las municipales de mayo de este año. Además, el PSOE desbancaría al Partido Popular de la primera posición que alcanzó en las elecciones generales de noviembre de 2011 –las que auparon al poder a Mariano Rajoy–, aunque sufriría una mínima pérdida de 2,7 puntos al pasar del 36,6% de los votos de 2011 al estimado 33,9% para el 2015, lo que no le impedirá repetir la cifra de 25 escaños.

El desgate del PP

Si en las pasadas generales el Partido Popular desbordó al PSOE con la obtención del 45,6% de los votos y 33 escaños al Congreso en Andalucía, agotada la X Legislatura las tornas cambian. Los conservadores acusan el desgaste político y el impacto de los partidos emergentes en la preferencia de los electores. Si hace cuatro años los populares aventajaban a los socialistas en nueve puntos –con un resonante triunfo electoral–, ahora se invierte la situación y es el PSOE el que supera al PP con una estimación de voto del 33,9% sobre el 28,5% de su adversario, lo que otorga a los socialistas una distancia de 5,4 puntos sobre los populares. Estos pronósticos tendrán secuelas negativas en las perspectivas electorales del Partido Popular, pues sufriría una vertiginosa caída en el número de votos al pasar del 45,6% obtenido en 2011 a una previsión del 28,5%, una abultada pérdida de apoyos de 17,1 puntos que se reflejaría, igualmente, en el número de escaños: de 33 a 22, un quebranto de 11 congresistas menos.

Fuerzas emergentes

Esta pérdida de votos y de escaños del Partido Popular está estrechamente relacionada con la irrupción de las nuevas fuerzas emergentes, que trastocan el tradicional marco político cimentado por el bipartidismo. Es el caso de Ciudadanos, que se beneficia del hundimiento del PP, y de Podemos, que aglutina a movimientos sociales, alternativos y plurales de la izquierda y podría beneficiarse de las dudas de IU. Ninguna de estos dos partidos concurrieron a las generales del 2011, pero el resultado previsto en el sondeo les abre las puertas del Congreso tras un calco en las urnas del 20-D de la tendencia marcada en las últimas autonómicas y municipales.

Podemos lograría ocho escaños al Congreso en su estreno y con una estimación de voto del 15,1% mantendría su posición como tercera fuerza política en Andalucía conseguida en las autonómicas. En contraposición aparece Izquierda Unida y la probabilidad de que pierda a sus dos congresistas tras acusar una caída de votos. Del 8,3% del 2011 al 5,2% estimado.

La batalla de las elecciones andaluzas del 22 de marzo fue el primer banco de pruebas de la política nacional al trazar un escenario sin mayorías absolutas y una nueva forma de pactar, como ya se ha visto en el Parlamento andaluz entre el PSOE y Ciudadanos en la elaboración de los presupuestos. El partido naranja tiene perspectivas también de entrar en el Congreso desde la comunidad andaluza. El sondeo cifra en seis el número de escaños probables y una estimación de voto del 12,2%, que podría variar en función del comportamiento del PP en el final de la legislatura. El sondeo no recoge el impacto del buen resultado electoral de C’s en Cataluña.

En el sondeo, un 24,6% de los encuestados responde que votará al PSOE en las elecciones generales, seguido del PP (17,7%), Podemos (9,8%), Ciudadanos (8,2%) e IU (3,6%). Y a la pregunta ¿qué partido le gustaría que ganase?, el 27,4% señala al PSOE como su principal opción en Andalucía, seguido del PP (19,5%), Podemos (10,3%), Ciudadanos (8,5%) e Izquierda Unida (3,7%). Más de seis millones de andaluces lo decidirán en las urnas el próximo 20 de diciembre.