Lidia Velasco
EXPANSIÓN
La Junta contará el próximo ejercicio con mil millones de euros más para gastos, excluyendo la deuda

La alegría ha vuelto al Presupuesto de la Junta de Andalucía, después de seis años duros de ajustes. Para el próximo ejercicio la Administración autonómica ha previsto en el anteproyecto unos ingresos de 31.285 millones de euros, lo que representa un alza del 5,6% respecto al actual.

Según la consejera de Hacienda, María Jesús montero, estas cuentas son la garantía de la estabilidad política -al haberse consensuado con Ciudadanos- y de confianza para la inversión.

El incremento, que asciende en términos absolutos a 1.660 millones, es posible gracias a la recuperación económica. De hecho, el Gobierno regional prevé que el PIB andaluz crezca un 2,6% en 2016.

El primer fruto de este escenario es la llegada de 18 millones más de ingresos por la vía de la recaudación de los tributos gestionados por la comunidad, y ello pese a la rebaja del 2% introducida en el tramo autonómico del IRPF, que supondrá 120 millones menos, y a la bonificación del 100% del impuesto sobre hidrocarburos para transportistas profesionales, lo cual tendrá un impacto de 8 millones.

Así, este capítulo sube un 7% hasta los 2.582 millones, destacando el excelente comportamiento del IMpuesto de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados -íntimamente ligado al sector inmobiliario-, al crecer un 9,2%.

Junto a ello, aumentan en 1.712 millones los ingresos procedentes del Estado, cuyo Presupuesto está en tramitación parlamentaria. Si bien, la aplicación dela regla de gasto obligará a sufragar 571 millones de déficit. Ante la polémica abierta con el Ministerio de Hacienda por la interpretación de esta norma, Montero indicó que ha empleado su criterio tras el silencio de Montoro. En este sentido, incidió en que la Junta contará en 2016 con 1.008 millones más para gasto, sin tener en cuenta la deuda.

Dentro de los ingresos no financieros, que en total crecen un 5,9% hasta los 27.979 millones, cabe destacar también la bajada del 17,3% de los fondos europeos por la aplicación del nuevo Marco.

Mientras tanto, el dinero procedente de préstamos aumenta un 2,8% hasta 3.306 millones. Montero confirmó que corresponderá en su mayoría a créditos del FLA del Gobierno central. Según la consejera, este modelo de financiación «está consolidándose» ya que se logran economías de escala, pero criticó que el «Gobierno pretenda imponer una recentralización financiera».

En cuanto a los gastos, cabe subrayar el aumento del 9,5% de la inversión hasta los 3.523 millones, de los cuales 473 millones serán para infraestructuras, como la autovía del Almanzora y del Olivar o los diferentes metros.

Asimismo, para personal se ha consignado un 4,7% más de recursos, de manera que este capítulo vuelve a superar los 10.000 millones de euros, por la recuperación de un 25% de la extra de 2012, la ampliación de las plantillas de educación y sanidad, así como la subida salarial del 1% aplicable a los 270.000 trabajadores. En conjunto, el gasto no financiero sube un 3,6% hasta los 28.661 millones.