Isabel Campanario
EL CORREO
El descenso es de un 0,48% respecto al mes anterior. Junio es un buen mes para el empleo por los contratos eventuales de verano

Al palo. Andalucía tendrá que retrasar al menos hasta el mes que viene el esperado titular de que por fin consiguió bajar de la barrera psicológica del millón de parados, un objetivo que viene marcándose la Administración andaluza desde hace más de un año. En vísperas de la temporada alta estival, tan importante para la comunidad en términos laborales, junio se vio afectado por el fin de las campañas agrarias, colocando a Huelva y Almería como dos de las provincias españolas con más aumento de parados, con 3.067 y 1.432 personas, respectivamente.

El mes pasado salieron de las listas del Servicio Andaluz de Empleo (SAE) un total de 4.847 personas, lo que deja el paro registrado en la comunidad en 1.001.744. Un descenso bastante pobre si se tiene en cuenta que en junio en 2014 la bajada del desempleo fue de 14.712 personas y de 16.442 parados en igual mes de 2013. El balance del último año (junio de 2014 respecto a ese mes de 2015) aflora un recorte de 21.242 desempleados y un descenso del 2,08 por ciento, según los datos publicados por el Ministerio de Empleo.

La agricultura fue el único sector que lastró la tendencia positiva que marcaron el resto de actividades, con un incremento de 7.118 parados, mientras que el colectivo sin empleo anterior restó 7.638 demandantes de empleo, la industria recortó 1.813 parados, 1.399 menos contabilizó el sector servicios y 1.115 abandonaron las listas de la construcción.

Sin embargo, llegan malas noticias del verdadero termómetro del mercado laboral, que se contabiliza con las afiliaciones a la Seguridad Social. El pasado mes de junio se perdieron 45.801 empleos en el mes en Andalucía, un 1,62 por ciento menos, lo que deja en 2.775.539 la cifra de ocupados que aportan al sistema. En el conjunto del último año, sí hubo creación de empleo, de 83.603 puestos, un 3,11 por ciento más, en la comunidad.

La provincia de Sevilla cerró junio con 142 parados más, y con la agricultura (1.472 desempleados más) y los servicios, que sumó otros 1.096, aportaron la nota negativa. El desempleo sí bajo, por contra, en el colectivo sin empleo anterior (en 1.407 personas), en industria restó 585 parados y 419 en construcción. 240.819 personas estaban apuntados en las listas del paro en la provincia de Sevilla, es decir, 4.956 menos que hace justo un año.

Sevilla también perdió trabajadores. En concreto, fueron 7.152 afiliados menos, un 1,07 por ciento menos, según arroja la estadística de la Seguridad Social, que precisa que en el cómputo de los últimos doce meses la creación de empleo se reduce a 17.264 personas en la provincia.

Respecto a la contratación, en Andalucía se firmaron 357.372 contratos, apenas 102 más que en mayo, aunque 30.158 más que en junio del año pasado. El 96,4 por ciento de ellos tuvieron un carácter temporal.

EL CORREO