Díaz recibe el apoyo a sus demandas de inversión de CEA, UGT y CC OO

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, obtuvo ayer el apoyo “rotundo” de los agentes sociales al listado de inversiones que planteará a Mariano Rajoy el próximo día 22 en la Moncloa. Se trata de un primer paquete de infraestructuras por valor de 13.000 millones de euros que la Junta ha remitido a Madrid para su inclusión en el llamado plan Juncker, una estrategia impulsada por el presidente de la Comisión Europea para reactivar la economía con una inversión de 315.000 millones de euros en los próximos tres años.

Díaz acudirá a su segunda entrevista con el presidente del Gobierno con el respaldo “absoluto” de la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA) y de los sindicatos UGT y Comisiones Obreras, como quedó claro ayer tras la reunión convocada a iniciativa del Gobierno andaluz en el palacio de San Telmo.

Pero el Ejecutivo quiere también contar con el apoyo explícito del Partido Popular a esta demanda, aunque no ahora, sino cuando Díaz se vea con el presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker, en el mes de enero. Según fuentes del Gobierno andaluz ahora no es posible por cuestión de agenda, por lo que cualquier encuentro de Susana Díaz con el presidente del PP, Juan Manuel Moreno, se pospone para después de Navidad.

Moreno, que el sábado mantuvo una cita con Rajoy aprovechando una convención nacional del PP en Segovia, se lamentó ayer de que Díaz “no encuentre un hueco en la agenda” para reunirse con “el representante legítimo de la mayoría de los andaluces y del principal partido en Andalucía”, según su autodefinición. “No entiendo cómo no encuentra hueco en la agenda para sentarse conmigo y valorar la situación que estamos viviendo, incluso los planteamientos que le quiere hacer al presidente Rajoy”, dijo, según Europa Press.

Díaz sí quiere esta foto, pero cuando la cita con Juncker esté próxima. También pretende un encuentro oficial para abordar las inversiones europeas con el coordinador de Izquierda Unida, Antonio Maíllo. Díaz y el líder de IU mantienen frecuentes contactos para tratar la marcha del pacto de coalición, pero no existe una foto de los dos dirigentes juntos, porque Maíllo se resiste.

El frente común para atraer las inversiones europeas es algo que ya hizo el anterior presidente de la Junta, José Antonio Griñán, cuando en enero de 2011 defendió ante el entonces presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durão Barroso, el mismo apoyo inversor para la comunidad en Presupuestos de la UE 2014-2020. Griñán se entrevistó en San Telmo con Javier Arenas (PP) y Diego Valderas (IU).

En el PSOE no saben aún si habrá entrevistas al máximo nivel o si la posición unánime se intentará articular a través del Parlamento.

Los agentes sociales valoraron la entrevista con la presidenta andaluza. “Ha sido no solo cordial, sino fructífera”, señaló Francisco Carbonero (CC OO). El presidente de la patronal, Javier González de Lara, defendió la “discriminación positiva de Andalucía porque necesita impulsar nuevas infraestructuras para la creación de empleo”. Y la secretaria general de UGT, Carmen Castilla, exigió a Díaz “contundencia” en sus reclamaciones a Rajoy en defensa de un “empleo de calidad, no de trabajadores pobres”.

Todos ellos mostraron su escepticismo por lo que De Lara llamó “la multiplicación del pan y los peces”. El plan Juncker contempla una inversión pública de 21.000 millones. El resto, hasta los 315.000, vendrá a través del endeudamiento y la inversión privada.

La presencia de Castilla en la reunión acaparó parte de la atención tras la decisión de UGT de “romper” relaciones con la Junta después de que la Consejería de Economía le reclamara el reintegro de 15,3 millones por facturas sin justificar. Este boicoteo no afecta a temas que “son importantes” para los andaluces, como los que se trataron, aclaró la ugetista. No obstante, el distanciamiento quedó claro en la sesión fotográfica.

EL PAÍS