El bipartito defiende que Agesa comprara 2,5 millones en pagarés mientras recurrían al FLA

El portavoz del Gobierno andaluz, el socialista Miguel Ángel Vázquez, se limitó ayer a defender la legalidad de la operación de autocompra de deuda realizada por la junta de Andalucía a través de la Empresa Pública de Gestión de Activos (Agesa), añadiendo que desconoce si otras agencias integradas en la administración paralela han podido adquirir pagarés andaluces mientras, para poder manejar el ingente déficit, el Ejecutivo regional recurría al préstamo del Fondo de Liquidez Autonómico (FLA) creado por el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas que dirige el popular Cristóbal Montoro.

En la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Gobierno y a preguntas de los periodistas, Vázquez también dijo en descargo de la Junta que desde el año 2007 existe un «instrucción» del propio Ministerio de Hacienda para que se adquiera deuda pública a través de empresas instrumentales. Lo llamativo del caso andaluz es que primero el Gobierno presidido por José Antonio Griñán y después el de Susana Díaz (desde 2010 hasta 2013) hayan interpretando esa indicación como vía libre para, como descubrió el diario económico Expansión el pasado lunes, comprar pagarés de la propia junta.

Según las últimas cuentas inscritas en el Registro Mercantil, a finales de 2013 Agesa (antigua sociedad estatal encargada de la gestión de los activos de la antigua Expo’92 de Sevilla y que acabó siendo entregada a la comunidad autónoma por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero dentro del pago en especie de la ‘deuda histórica’ andaluza) había comprado 2,5 millones de euros de deuda de la Junta, lo que representa un 3 por ciento de los títulos que pudo colocar durante 2012 la Consejería de Hacienda y Administración Pública, entonces dirigida por la socialista Carmen Martínez Aguayo.

La Junta no aclara si se han comprado a sí misma más deuda pública aunque es conocido que incluso antes de la crisis económica, concretamente en el año 2006, la sociedad anónima Turismo Andaluz llegó a tener 5 millones de euros en pagarés, lo que ayuda a maquillar las cifras del déficit andaluz para rebasar con algo más de desahogo el listón impuesto por Bruselas a las administraciones nacionales.

Según la información registral, el año pasado Agesa alcanzó los 20,3 millones de facturación, logrando un beneficio de 1,6 millones. Hasta 11,4 millones corresponderían a operaciones de venta o prestración de servicios a la propia Administración autonómica en el que está integrada y a la que le compra deuda. Hay que recordar que el consejero de Economía, José Sánchez Maldonado, lleva un año eludiendo la Presidencia de Cartuja 93, la sociedad encargada de dirigir el parque tecnológico.

EL MUNDO