EXPANSIÓN

Hasta noviembre el gasto en el subsidio o renta agraria ascendió a 932,8 millones de euros

El antiguo PER hoy denominado Profea, Programa de Fomento del Empleo Agrario contará con una dotación de 147,7 millones de euros para Andalucía en 2016. De esta manera, el Gobierno mantiene congelada esta cifra que permanece invariable desde hace cuatro años.

Esta cuantía se destina al desarrollo de proyectos de empleo en los municipios de la comunidad, y los beneficiarios computan las horas de trabajo para la obtención del subsidio o renta agrícola, que para 2016 se mantiene en 35 peonadas.

Según el reparto acordado ayer por el Ministerio de Empleo y los agentes sociales, Andalucía percibirá el 70% de la inversión, que en total asciende a 216,1 millones de euros. En la reunión mantenida entre la directora general del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), con representantes de las organizaciones Asaja, Coag, CCOO y UGT, se acordó que Extremadura asuma otros 39,2 millones de euros y las denominadas zonas rurales deprimidas algo más de 29 millones.

El delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, afirmó ayer que este programa “es fundamental” para la región, con un elevado número de trabajadores del campo que “dependen del empleo agrario y de las obras que se proyectan a través del Profea durante la época de cese de la actividad agraria”, por lo que anunció la “inminente” convocatoria de la comisión regional de reparto de los fondos, a fin de “agilizar la aprobación de los proyectos”.

Desde 2012, añadió Sanz, se han puesto en marcha 7.210 iniciativas en el ámbito rural que generaron más de 400.000 contratos y unos siete millones de jornales.

Hasta noviembre un total de 178.300 andaluces se beneficiaban del subsidio o renta agraria –420 euros mensuales durante un semestre–, lo que supone el 87% del total en España. El resto se ubica en Extremadura. El gasto asociado a ambas regiones se eleva a 932,8 millones de euros.